El cochinero del IVM

19 diciembre 2017 | 9:36 hrs |

Por José Ortiz Medina

 

Es verdaderamente impresionante el desaseo con el que se ha llevado a cabo el proceso de designación de la directora del Instituto Veracruzano de las Mujeres.

Empeñada en apoderarse a como dé lugar del espacio para imponer su agenda conservadora en temas de género, la derecha panista –solapada por el régimen yunista- ha hecho toda clase de desfiguros legales.

El más reciente, ocultar la exigencia de la Conavim a la Secretaría de Gobierno para que la actual encargada de la oficina, Sara Gabriela Palacios Hernández, fuera expulsada del grupo de trabajo que atendió la solicitud de la segunda Alerta de Violencia de Género, la cual finalmente fue decretada para deshonra del estado de Veracruz.

Pero la Secretaría de Gobierno no sólo no la retiró, sino que con la mayor desfachatez, la panista Palacios Hernández se inscribió en el proceso para buscar ser ratificada al frente del IVM. Total, los consejos consultivo y social –que no dicen ni pío cada que una mujer es asesinada en Veracruz- decidieron que no era necesario realizar una evaluación de perfiles. Ni que fueran a atender un tema relevante para la entidad.

Un mugrero, pues.

 

Para combatir violencia de género, urge trabajo integral de dependencias: Trinidad
Trinidad López Herrera, aspirante a la dirección del Instituto Veracruzano de la Mujer, manifestó que para combatir la violencia de género en nuestro estado hace falta un trabajo integral de las dependencias gubernamentales, una sola no podría hacerlo.

Consideró que el trabajo del Instituto debe tener el respaldo de dependencias como Salud, Educación, entre otras, para hacer que las mujeres estén bien capacitadas y logren conseguir un buen empleo, que no las haga ponerse en riesgo para lograr alimentar a sus hijos.

Para la exalcaldesa de Alto Lucero, uno de los principios básicos que no se deben perder de vista es la unión familiar, “esa es la clave”.

En entrevista, la doctora en Teología y terapista familiar, recordó que la primera alerta de violencia de género para la Entidad fue para 11 municipios, pero para atenderla es necesario hacer un estudio de campo “exhaustivo” y convocar a los ayuntamientos involucrados para trabajar en favor de las mujeres.

Opinó que las mujeres están expuestas debido a que tienen que salir a trabajar “de lo que sea” y se involucran “en lo que sea” por el hecho de tener que llevar el sustento a sus hogares.

Por lo tanto, consideró que el Instituto Veracruzano de la Mujer tiene que trabajar de forma integral, porque en este tema no sólo hay un responsable, se tienen que involucrar las dependencias del gobierno para brindar ayuda, desde las secretarías de Salud, Educación, entre otras.

“Para que pudiéramos combatir y hacer frente a esas alertas, yo creo que lo principal es el empleo, la salud, la educación, que lleguen los apoyos verdaderamente a las familias porque los femicidios son por eso, por la falta de empleos, las mujeres se arriesgan por llevar el pan a sus hijos”, consideró.

Como ejemplo de una situación de riesgo en la que las mujeres muchas veces incurren es el involucramiento de actividades ilícitas y prueba de lo que dice es que cuando fungió como directora de Readaptación Social, conoció de muchos casos de madres que estaban sentenciadas por la venta de algún estupefaciente.

Dijo que tiene plena confianza en que pueda ser nombrada como titular del IVM ante la problemática tan grave que enfrentan las mujeres y poder ayudar “hasta el último rincón de Veracruz”.

Aseveró que las mujeres además de buenos empleos, requieren de mejor capacitación, de tener accesos a los servicios de salud, porque lamentablemente la salud no está al alcance de todos.

Recordó que desde 1999 trabaja como secretaria ejecutiva en la Red Nacional de Mujeres Municipales, organismo totalmente apartidista y sin fines de lucro. El objetivo de esta gran iniciativa fue para empoderar a las mujeres.

Precisó que en aquel momento, diversas amigas de varias naciones y que habían trabajado en diversas organizaciones defensoras de los derechos humanos, se dieron a la tarea de unir a mujeres alcaldesas y exalcaldesas para conformar esta gran red nacional.

“Buscamos que se capacitaran las mujeres porque es muy difícil conseguir un espacio, estar en un cargo… lamentablemente (ocupar la dirección del IVM) se ha prostituido mucho este asunto, se ha viciado porque en los últimos años, décadas, se han colocado a amigas y comadres, aunque no se tenga la capacidad”, señaló.

 

Se cuelan los Abella en el Ayuntamiento de Córdoba
La próxima presidenta municipal de Córdoba, la panista Leticia López Landero, finalmente le cumplió el capricho a la familia Abella -dueña de un periódico de aquella ciudad- de abrirles las arcas del presupuesto.

La edil electa anunció a su equipo de trabajo y en el mismo figura el nombre de Paulina Abella, quien será, y no es broma, directora de Desarrollo Social del gobierno cordobés.

Se trata de la misma persona que en redes sociales se da ínfulas como si fuera de la familia real, y que acostumbra presumir su riqueza para, según ella, “humillar” por ser “pobres” a los críticos de su familia, que ha sido protagonista de varios escándalos en la ciudad de los “30 caballeros”.

¿Se la imagina atendiendo a la población de las colonias marginadas del municipio? Nosotros tampoco. Y pensar que su hermano José buscó ser candidato a alcalde por Morena.

 

Ex delegado de Segob se fue echando bravatas
El que no tiene remedio es Ángel Isaac Ochoa Pérez, quien en su último acto público en Veracruz, durante la toma de protesta de Alejandro Montano como su relevo en la delegación de la Secretaría de Gobernación, no se cansó de hacer el ridículo.

Al hacer uso de la voz, el sedicente ex delegado sacó a relucir varios traumas, echando bravatas y diciendo que no habían podido quitarlo del puesto a “periodicazos”, pues con su traslado al estado de Aguascalientes salió “fortalecido”. Como si hubiera comparación posible con la importancia política de Veracruz.

Y casi a manera de amenaza, Ochoa Pérez salió con la puntada de que regresará a Veracruz las veces que quiera. Completamente fuera de lugar. Y por lo visto, de sus casillas.

 

Sin quórum legal rinde Manuel Rosendo último informe
Sin la presencia de 9 de 11 ediles el alcalde de San Andrés Tuxtla Manuel Rosendo Pelayo rindió la tarde de este lunes su cuarto y último informe de gobierno.

Los ediles entre los que destacan varios de su filiación partidista como Juan Carlos Perrotín Cadena, Fernando Rafael Carrera Elías, Arturo Fariña y Elizabeth Páez, no asistieron como forma de protesta ante su pésima gestión pública señalando que no están de acuerdo en la ejecución de los recursos.

 

NR. Esta es opinión personal del columnista.