El BFR podrá llevarte a Marte o cualquier ciudad terrestre en una década, según la presidenta de SpaceX

12 abril 2018 | 11:09 hrs | | Ciencia y Tec

Olvídate del avión, porque los viajes en cohete de SpaceX llegarán dentro de una década. Por lo menos eso es lo que ha prometido Gwynne Shotwell durante una una charla TED, en la que la presidenta y COO de SpaceX ha aprovechado para mostrar su propia visión sobre el plan de conquistar marte de su jefe Elon Musk. Y hay que decir que ella se muestra incluso más ambiciosa.

El año pasado SpaceX publicó un vídeo en el que detallaba su proyecto para llevarnos a Marte. En él hablaban de cómo ir financiando la tecnología de sus cohetes, la cual primero se utilizaría para hacer viajes entre ciudades de la tierra, y luego para llevarnos a Marte. En aquel entonces no dieron fechas, pero ahora Shotwell ha prometido que la tecnología estará lista y en funcionamiento dentro de una década.

Gwynne Shotwell

La presidenta de SpaceX comparte la opinión de Elon Musk diciendo que los viajes a Marte son sólo el primer paso para viajar dentro del sistema solar y a otras galaxias. Sin embargo, ella va más allá del argumento de que es algo necesario para la supervivencia del ser humano, y dice que viajar a Marte es parte de la naturaleza exploradora del ser humano.

“Fundamentalmente, vas a otros lugares para explorar. Eso es lo que hace a los humanos diferentes de los animales”, dijo Shotwell expresando también su deseo de conocer otras formas de vida en otros sistemas solares.

Próxima parada: Big Falcon Rocket

Después del lanzamiento del Falcon Heavy, el próximo gran proyecto de SpaceX es ponerse a trabajar en el nuevo cohete que nos llevará a Marte, el Big Falcon Rocket o BFR (también Big F*cking Rocket). Pero antes de llevarnos a Marte, este cohete también nos llevará a cualquier ciudad de nuestro planeta en menos de una hora, o por lo menos eso es lo que quieren en SpaceX.

Sobre todo este proyecto, la presidenta de SpaceX ha asegurado que definitivamente es algo que va a suceder, y que en una década podremos viajar tanto a Marte como a cualquier punto del planeta con los cohetes de su empresa. Todo ello, según Shotwell, con unos billetes que tendrán un precio entre los que cuestan los de clase turista y business de los aviones, alrededor de cien dólares por un vuelo transoceánico que completarás en una hora.

“Estoy personalmente involucrada en esto”, ha dicho durante la entrevista, “porque viajo mucho y no me gusta viajar. Y me encantaría ver a mis clientes en Riyadh, irme por la mañana y regresar a tiempo para preparar la cena”.

¿Y cómo será posible tener unos precios tan asequibles? Pues según la presidenta de SpaceX, la eficiencia vendría de ser lo suficientemente rápidos como para poder operar una ruta más de una docena de veces por día, mientras que un avión de larga distancia sólo suele poder hacer un vuelo por día.

Más allá de estas promesas Shotwell tampoco ha dado más detalles sobre el proyecto, aunque los plazos que están manejando nos hacen prever que no tardaremos mucho en empezar a saber más sobre él. Sin embargo, no hay que olvidar que estos son los plazos que manejan los máximos responsables de la empresa, y que visto lo que pasó con los continuos retrasos del Falcon Heavy es muy probable que acabe pasando lo mismo con el BFR.