El amoroso AMLO

28 marzo 2017 | 9:25 hrs | Gilberto Haaz Diez

Para orgullo de los comunicadores mexicanos, Carlos Loret de Mola, siguiendo los pasos de los premiados, Jacobo Zabludovsky y Joaqu√≠n L√≥pez D√≥riga, recibi√≥ de manos del Rey Felipe de Espa√Īa, el Premio Internacional de Periodismo Rey de Espa√Īa, por el reportaje ‚Äė√Čxodo‚Äô. Bien merecido.

Inicia la √ļltima semana funesta de marzo. La del mes de la muerte de los periodistas. Llega el amoroso AMLO a Ciudad Mendoza, donde cierra su gira de campa√Īa. Acusa que Pe√Īa, Osorio y Yunes Linares son lo mismo, o sea, como aquella rola de ‚Äėt√ļ y yo somos uno mismo‚Äô. Y suelta una tesis media descabellada, pero que a lo mejor, si gana la presidencia, pone en pr√°ctica. M√©xico ya ha experimentado las dos corrientes de gobierno, la de la derecha con el PAN (dos sexenios) y la de la izquierda moderada del PRI (ocho mil a√Īos), falta ahora un izquierdista radical, algunos temen porque le ven cara de Hugo Ch√°vez y Nicol√°s Maduro juntos, pero otros piensan que no, que habr√≠a que experimentar, nada se perder√≠a cuando todo se ha perdido, porque ahora el petr√≥leo ya lo mantenemos nosotros, cuando antes viv√≠amos del mismo. Asegura y jura por la Virgen de todos los pejes, que la violencia la combate con educaci√≥n y empleo, algo que se oye descabellado, dej√≥ una promesa: ‚ÄúLos j√≥venes van a estar en talleres, peque√Īas empresas, van a estar becados por 4 mil 500 pesos cada uno. No va a haber ning√ļn joven sin trabajo, pues tienen derecho al trabajo y la educaci√≥n‚ÄĚ. Veremos.

EL DE LAS ALFORJAS EN CASA VERACRUZ
Junto a √©l, un muchacho diputado federal que ha agarrado a la CEAPP de putching bag. La Comisi√≥n de la Protecci√≥n a los Periodistas, como el Fiscal Winckler, han sido sometidos a fuego amigo, fuego enemigo y fuego de los atilas b√°rbaros. Este diputado federal del Peje, Cuitl√°huac Garc√≠a, pide que la CEAPP desaparezca y jura que, como el Orfis, no sirve para nada. Lo que deb√≠a hacer este muchachito, que con sorpresa y un poco de ayuda de Duarte se encumbr√≥ en la candidatura a gobernador, y meti√≥ tantos votos como las alforjas que sacaba de la Casa Veracruz, seg√ļn denunci√≥ su rival electoral, H√©ctor Yunes Landa, lo que deb√≠a hacer si es muy valiente y osado, es subir a la tribuna federal y ah√≠ pedir lo que pide aqu√≠, que se abran los casos de todos los periodistas asesinados en el pasado, y que se busque a los culpables. √Čl debe saber que esos cr√≠menes terribles son atra√≠dos por la PGR. Eso debe hacer en lugar de andar de socarr√≥n criticando a quien pueda. No defiendo a la CEAPP, ellos solos tienen c√≥mo defenderse, ni tampoco a Winckler, √©l solito puede con lo suyo, asombra que por buscar votos pidas lo que ni idea tienes de pedir. ‚ÄėAs√≠ son‚Äô, dec√≠a el maestro Julio Scherer.

CON LA IGLESIA HEMOS TOPADO
El vocero de la Diócesis de Orizaba, el Padre Helsinky, perdón, Helkyn Enríquez Báez, le revira a Solalinde. Le dice ignorante porque, entre otras cosas, desconoce el trabajo del Decanato para la ayuda a los migrantes y los desaparecidos, que ellos en las 8 Diócesis, siempre han tendido la mano a toda esa ayuda. Además, que si va a dar Misa en Catedral, se apuren y pidan los permisos, porque nadie ha ido a tocar esa puerta.

EMPRESAS TRAIDORAS
Cuando el pelos de elote, mister Trump, anunci√≥ que har√≠a un Muro en la frontera con M√©xico, a algunos empresarios el diente se les aviv√≥. Las cementeras dijeron, estoy puesto. Y algunas mas, las del fierro y el acero. Videgaray, que no puede ni con su alma, ya les dijo que no deben ir, que eso no est√° bien hecho, que no sean malitos, que Hacienda, como Pedro Ferriz Padre, un mundo los vigila. Pero el Fidel Vel√°zquez de la Iglesia, el Cardenal Norberto Rivera Carrera, de la Arquidi√≥cesis Primada de M√©xico, los llam√≥ traidores a la patria. Y si mucho le buscan, les mandar√° una excomuni√≥n empresarial fast track, aunque puede ocurrir como aquella an√©cdota de Napole√≥n. Sucede que estando en guerra contra el Vaticano, el Papa en aquel tiempo ten√≠a ej√©rcitos. A Napole√≥n le lleg√≥ la noticia que el Papa lo hab√≠a excomulgado. Pidi√≥ a sus ca√Īoneros fijaran los ca√Īones apuntando hacia Roma. Los artilleros pensaban que el General enloquec√≠a, o hab√≠a fumado mota. Roma estaba a cientos de kil√≥metros. ¬°Disparen!, orden√≥. Las pinchurrientas balas de ca√Ī√≥n apenas llegaron a 300 metros. Napole√≥n dijo: ‚ÄúAll√≠ donde llegaron esas balas, all√≠ lleg√≥ la excomuni√≥n de ese Papa‚ÄĚ. O sea, ni lo toc√≥.

Visítenos: www.gilbertohaazdiez.com