El alcalde de boca

16 octubre 2017 | 9:48 hrs | Gilberto Haaz Diez

*Nunca discutas con un superior, corres el riesgo de tener razón.  Camelot.

El alcalde de Boca del Río vino a Orizaba y Mendoza. Repartió juego entre los alcaldes electos, un tal Castelán, un tal Mansur (no confundir con el socio y amigo de JDO) y con Viridiana Bretón, amiga periodista que la política jaló y ganó la alcaldía de Ixhuatlán del Café y los amigos la perdimos, porque solíamos tomar un café de vez en cuando con el notario, Alejandro Herrera Marín, hermano de Juan, y con Alfredo Ríos Hernández y Sabas Flores, gran periodista, eso en Los Portales de Córdoba. Temprano en la mañana, me cuenta Hugo Solano García, un panista de cepa, Yunes Márquez llegó a desayunar al Sora, el feudo de los Zairick, con Alejandro, secretario de Desarrollo Económico de Papá Yunes, y con los organismos empresariales. Después del omelete con huevos y el jugo y el lechero, partió al clerical sitio de Foods and Jobs, clerical porque pertenece a la familia de don Hipólito Reyes Larios, Arzobispo que no es Primado de México, pero es veracruzano, mendocino hasta las cachas, y reza por nosotros. Sucede que quien esto escribe iba a Córdoba a Home Depot, por unos focos para los niños de Casa Hogar la Concordia, y como me quedaba al paso bajé a husmear unos diez minutos el acto. Había unas 500 personas, antes del comienzo hubo una protesta de Jairo Guarneros, por eso de los taxis, nada del otro mundo. Habló Yunes Márquez y ponderaba a Boca del Río, el segundo municipio más fregón de Veracruz, el primero es Orizaba, aunque me contradigan. Habló de la habilitación del Canal de la Zamorana, una obra de gente pobre, del boulevard de esa ciudad: “Yo no gobierno para los coches, gobierno para la gente”, decía en ese tema. Habló de lo que será su obra cumbre, el Foro Boca, que el mismo diario The New York Times la lució como obra mundial de gran arquitectura. Más tarde se fue a bendecir con la familia de los Reyes Larios, cuyo hermano, Melitón Reyes Larios, será alcalde de Mendoza desde enero que viene. Buena gira, donde busca lo que todos sabemos, que logren conocerlo en muchos sitios donde no le conocen y ahora, me dijo un rival priísta, ahora no se enojó, porque aseguran que se enoja seguido. Partió a la fábrica de Civsa, donde aún elaboran mezclilla los trabajadores. En ese sitio aledaño donde un día llegó el empresario de grandes ligas, amigo y recordado y querido, Juan Mata González, fallecido hace unos años, que invirtió su lana para desarrollar lo que un tiempo fue un emporio textilero, y en esas lo encontró la muerte en Houston, donde se atendía de su mal. Pero esa es historia para otro día.

 EL OTRO ALCALDE

 El ayuntamiento de Orizaba inaugura el gran puente atirantado de la entrada de la ciudad, allí donde el tren pasa primero. Contra viento y marea, pese a los reclamos. Una obra esperada por muchos años, que beneficia a la ciudadanía y evita accidentes y molestias. Atrás quedaron los días de las protesta, en el sexenio de Miguel Alemán Velasco ya estaba aprobada, un día llegó aquí el gobernador de las estrellas y se arrugó y apanicó, por unos diez gritones que se opusieron y echó abajo el proyecto, reculó, dirían en España, ahí traía a su lado a Flavino Ríos Alvarado, antes que prestara el helicóptero que lo tiene enliado. En fin, llegó el Puente atirantado porque llegó, y este domingo será paseo peatonal, tomarse las selfies y ver desde arriba cómo se ven las tumbas del panteón Juan de la Luz Enríquez, y las vías de toda la vida. Una buena obra del alcalde, Juan Manuel Diez Francos, como muchas otras. Bien por Orizaba, ciudad que está enmarcada en los 500 años de la llegada de Hernán Cortés a las playas de Veracruz, y Ferrocarriles que ya no son Nacionales de México, son de empresarios billetudos a quienes asaltan por la Cumbre Cañada Morelos-Esperanza, pondrá un tren turístico para visitar esos espacios, de esa llamada Ruta de Cortés, venga pues para subirse al tren. El caminar de aquel Conquistador a la gran Tenochtitlán, que cuando los aztecas los vieron montados en sus caballos, animales que no conocían, y con su Cristo crucificado, uno de ellos le dijo a Moctezuma y Cuauhtémoc, que ahora son nombres de plantas cerveceras, les dijo: “Desconfía de ellos, mira cómo traen a su Dios”. Según contó Bernal Díaz del Castillo, en su tiempo.

 DESHOJÓ LA MARGARITA

 Fue la nota de toda la semana. Lo que se anunciaba se cumplió. La esposa de Calderón (Peje dixit), le tiró en la cara sus trastes viejos a Ricardo Anaya (Canaya), llamado por algunos, y le envió una carta como la de Eufemia, diciendo que se puede quedar con lo que queda del PAN, que ella se va por la ruta de los independientes, como querían los catalanes. 33 años después de militar en ese partido azul, cuando Anaya era un pequeño (5 años) al que lo destetaban con leche Lala. En Los Pinos hubo alegría, en el cuartel de Mid (José Antonio Meade) sonrieron. Peje, ni se diga, la fractura del panismo radicalizado en las pugnas internas por los intereses personales, van a quebrar a ese partido para la presidencia de la República. ¿Cuantos votos se llevará Margarita? No se sabe, pero se sospecha que muchos. Dante Delgado lloró, ahora que se sentía secretario de Gobernación con Anaya, si ganaba la presidencia, se le esfuman las posibilidades de que ese Frente sea el triunfador. No habrá de otra, la beben o la derraman, con todo y que los memes contra Calderón y Margarita fueron la orden del día esta semana. Ella es una mujer preparada, abogada de la Escuela Libre de Derecho, diputada federal y local de la Asamblea defeña, y siempre militante del PAN, alguna vez Primera Dama en el sexenio de Calderón. Es una baja que mucho lastimará a ese partido, pues le fragmentará votos y los analistas, que suelen presumir de saber de estas cosas, auguran que la pelea ya es entre dos. PRI y Morena, morenita mía. Y López Obrador lleva ventaja. Al menos para la Presidencia de la República. Veremos, dijo un ciego.

Comentarios: haazgilberto@hotmail.com

*Esta es opinión personal del columnista