El actor Rami Malek, de hacker en ‘Mr. Robot’ a villano en “James Bond”: ‘Es de locos’

Se despidió este domingo de la serie que catapultó su carrera, agradecido de haber encarnado al “hacker” esquizofrénico Elliot Alderson

29 abril 2019 | 8:00 hrs | Agencias | Espectáculos

México.- El actor Rami Malek se despidió este domingo de “Mr. Robot”, la serie que catapultó su carrera, agradecido de haber encarnado al “hacker” esquizofrénico Elliot Alderson, personaje con el que captó a los productores de “Bohemian Rhapsody” y al que ahora dice adiós para ser el “malo de James Bond” en la nueva entrega de la saga de espías.

“Voy a intentar acabar con (el actor que interpreta a Bond), Daniel Craig, ¿qué está pasando con mi vida? Esto es de locos, amigos, esto esfantástico”, exclamó con efusividad el ganador del Oscar por su interpretación del cantante Freddie Mercury durante una charla del Festival de Cine de Tribeca, que ha llenado Nueva York de estrellas estos días.

Foto: Web.

Malek protagonizó el evento “Despedida a Mr. Robot” junto a los actores Christian Slater y Carly Chaikin, y el director y guionista, Sam Esmil, que recibió una lluvia de elogios por crear una “historia inusual, sobre un ser humano inusual que hace cosas extraordinarias e inusuales”, en referencia al pirata informático que lucha contra una de las grandes corporaciones de EE.UU.

“Este ‘show’ me puso en un lugar donde la gente pudo ver lo que era capaz de hacer”, explicó el actor de origen egipcio, para quien esta “revolucionaria” serie le ofreció una “plataforma para jugar con las emociones” y avanzar: “Nunca habría tenido las oportunidades que tuve sin ella, así es como me encontraron los productores de ‘Bohemian Rhapsody”.

“Si no hubiera existido la serie no lo hubiera logrado, y aún no entiendo cómo (los productores) pudieron pensar que podía ser Freddie Mercury sacándome de aquí (de “Mr. Robot”)”, confesó entre risas, ya que su personaje es un joven antisocial acuciado por varios problemas mentales, como la esquizofrenia, la depresión y la ansiedad.

Foto: Web.

Precisamente, Malek reveló que para preparar su rol en “Mr. Robot”, salía a las calles de Nueva York vestido de negro de pies a cabeza con una mochila y, oculto bajo una capucha, recorría la ciudad sin establecer contacto visual ni comunicarse con nadie, “haciendo lo que Elliot habría hecho”, algo que dista mucho de su actitud y que le hizo sentir “terriblemente solo”.

“Me encontré muy solo. Pero recientemente hay cosas que han cambiado en mi vida y tengo que hacer eso: andar con la cabeza baja. A veces quiero saludar a todo el mundo y a veces ir de un punto a otro. Me siento privilegiado y bendecido, es un pequeño precio a pagar. Dentro de mí siempre va a vivir un poco de Elliot”, admitió.

La gran acogida de la serie en Estados Unidos se reflejó en la implicación de sus seguidores, que esperaron hoy más de 4 horas a la entrada del festival para escuchar de viva voz a Malek y al equipo de la serie, todos ellos conscientes del final que se acerca y que, según desgranó el director, estuvo claro “desde el principio y ocurrirá de la misma manera” en que lo concibió.

Foto: Web.

Esmail apuntó que la serie, que comenzó en 2015 y llega ya a su cuarta y última temporada, transcurre en diciembre de ese año, “cuando la democracia realmente aún no había sido hackeada”, e hizo referencia a acontecimientos posteriores que le dieron relevancia, como el pirateo de Sony, de la web de citas Ashley Madison o la supuesta injerencia rusa en las elecciones de EE.UU. que ganó Donald Trump.

Asimismo, atribuyó la “vulnerabilidad y calidez” que Malek ha dado a su personaje la clave del éxito, más allá de la diversidad que aporta al elenco, ya que lo eligió sobre un “centenar de buenos actores” por la “magia” que demostró en la audición y que lo hizo “perfecto” para ser Elliot.

Foto: Web.

Por su parte, Malek, que bromeó diciendo que hasta entonces había sido contratado para hacer de “faraón y unos cuantos terroristas”, sostuvo que llegó un momento en su carrera en el que dejó de aceptar esas ofertas porque no representaban su idea de la “cultura” de EE.UU., y su trayectoria prueba que la estrategia “funcionó”.

Aunque no dieron muchos detalles sobre la temporada final, que se estrena en EE.UU. más adelante este año, los actores coincidieron en que el final será sorprendente: “Ha sido la mejor experiencia con la mejor gente, me entristece que acabe. Creo que va a ser un final fenomenal”, concluyó el actor.

Foto: Web.