EEUU: Asesinatos masivos de sus hijos verdugos

5 diciembre 2015 | 12:57 hrs |

Anteriormente he sacado artículos sobre el tema, pero dado que los hechos de asesinatos masivos en los Estados Unidos sigue a la alza, escribo nuevamente sobre el mismo. Y había iniciado este artículo desde el pasado lunes 30 de noviembre, pues esperaba concluirlo este miércoles pasado, pero lo que nunca me imaginé es que en este lapso, se sumara a la larga lista que aquí apuntara, un nuevo acontecimiento que ha enlutado –una vez más– a las familias estadounidenses.

Todavía no se asimilaba la tragedia del pasado miércoles 25 de noviembre del presente, del ataque a un Centro de Planificación familiar en Colorado , EEUU y que hizo que el Presidente Barack Obama exclamara un: ¡YA BASTA!!, reclamando la falta de apoyo de los representantes republicanos en el Congreso de regular la compra de armas de alto calibre usadas por civiles, cuando a escasos 8 días, sucede otra tragedia por motivos de tiroteos en ese país.

Y el reclamo del Presidente es la facilidad que cualquier ciudadano estadounidense tiene, de adquirir un arma de uso militar en los miles de establecimientos que existen y que al no poseer un control estricto de los negocios y de los compradores, hace que se confundan entre ellos individuos que deben estar vetados: drogadictos, (jóvenes y adultos) personas con serios desequilibrios o con problemas emocionales de bipolaridad extrema, soldados retirados, ex presidiarios y hoy, algunos hijos de musulmanes nacidos en ese país que están sacando su resentimiento para cobrar venganza en aras de sus convicciones religiosas o políticas.

Pero la raíz está en aquellos perversos intereses de personas que ven, como una amenaza, el hecho de frenar uno de los más grandes negocios que mueve la economía de los Estados Unidos: la industria armamentista. Dicho negocio que abarca la fabricación de armas de tecnología y equipos militares así como de las convencionales, es tan antigua como la misma nación. Pero el problema de la proliferación de armas, se da a partir de 2007 en que esta industria entra en crisis—mundial—y baja sus ganancias. Tan sólo en el vecino país, de 32billones de ganancias a 14.30 en ese año[1].

Esto hizo que se empezaran a desplazar armas –nuevas y de uso–, a civiles de la Unión americana para compensar el mercado. Porque la industria nacional de armas no solo abastece sus propias fuerzas militares, hay países que también tienen un comercio nacional legal o ilegal sustancial de armas ligeras y pequeñas, para su uso de los ciudadanos. Las armas ligeras y pequeñas, son aquellas convencionales que pueden ser transportadas con facilidad por un individuo o un vehículo y que son diseñadas para ser manejadas para uso personal, lo que supone la existencia de, tan solo en los Estados Unidos, de un arma por cada diez personas, que por desgracia hoy están en manos de jóvenes—influenciados por la violencia–, que se sienten con el derecho de poder dispararle a sus compañeros, familiares o a gente de la ciudad que no tienen la culpa de sus problemas.

Y para muestra hago una recapitulación de los ataques y masacres que en los últimos 20 años, han dejado a su paso dolor y muerte en la Unión Americana, notándose que a partir de 2007, el problema se agrava:

El atentado de Oklahoma City, que se trató de un ataque terrorista explosivo perpetrado por dos jóvenes norteamericanos, el miércoles 19 de abril de 1995, y que tuvo como blanco el Edificio Federal Alfred P. Murrah, ubicado en el centro de esa ciudad. El ataque causó la muerte de 168 personas, entre ellos diecinueve niños menores de seis años, e hirió a más de 680.

El 20 de abril de 1999, la masacre de la Escuela Secundaria de Columbine, fue un asesinato masivo en el que murieron un total de 15 personas y 24 resultaron heridas, siendo la peor matanza en un centro de educación secundaria.

El 30 de enero de 2006, una mujer exempleada del servicio postal de los EEUU, disparó y mató a 7 personas en Goleta, California, antes de suicidarse. La masacre de la Escuela Amish, del 2 de octubre de 2006, se refiere al ataque ocurrido en la escuela West Nickel Mines, en el pueblo de Bart Township en el condado de Lancaster, Pensilvania. Un hombre armado de 32 años, tomo de rehenes a unos niños y finalmente tiroteo a cinco niñas, entre 6 y 13 años, antes de suicidarse en la misma escuela.

En 2007, se suscitan 2 atentados: a) la masacre del 16 abril de Virginia Tech, fue un asesinato masivo en el Instituto Politécnico y Universidad Estatal de Virginia, en Blacksburg, Virgina, EEUU. En este hecho murieron 33 personas, incluyendo al autor que inició el tiroteo y 29 personas resultaron heridas. Se consideró el peor ataque a una universidad en la historia de los Estados Unidos. b) El del 5 de diciembre, en Omaha Nebraska, EEUU. Con un saldo de 9 muertos, incluido el asesino y 5 heridos. El asesino se suicidó y en una nota que dejara argumentaba que quería “ser famoso”. El hecho se suscitó en la tienda departamental Von Maur.

El año 2009, fue sumamente trágico para los Estados Unidos, porque fueron 4 hechos lamentables los que se suscitaron: a) La masacre de Alabama del 10 de marzo en dos comunidades, las Geneva y Samson del Condado de Geneva, Alabama, EEUU con un saldo de 11 personas muertas. b) La masacre del hogar de ancianos de Carthage que fue un asesinato masivo ocurrido el 29 de marzo de ese año, cuando un hombre armado abrió fuego en el hogar de ancianos en rehabilitación Pinelake en Carthage, Carolina del Norte, EEUU. El tirador de 45 años, mató 8 personas e hirió a otras dos antes de ser baleado y detenido por la policía. c) La masacre de Binghamton, del 3 de abril, fue una masacre ocurrida en un edificio de servicios a inmigrantes en la localidad de Binghmaton en el estado de Nueva York. Hubo 40 rehenes, murieron 13 personas y 26 heridas. d) La masacre de Fort Hood se refiere al tiroteo que ocurrió el jueves 5 de noviembre de ese año, en esa ciudad, localizada a las afueras de Killeen, Texas, la base militar estadounidense más poblada en el mundo. Un sujeto empezó a disparar a los soldados en el Soldier Readiness Center, matando a 13 personas e hiriendo a otras 30.

El año 2011, también trajo hechos violentos: a) el tiroteo de Tucson del 8 de enero, en el cual le dispararon a las personas que se encontraban en el estacionamiento del supermercado Safeway en Casas Adobes, cerca de la localidad estadounidense de Tucson (Estado de Arisona), Murieron 6 personas entre ellas un Juez federal. b) un nuevo tiroteo en la Universidad Estatal de Virginia Tech del 8 de diciembre de ese año. Los hechos ocurrieron cuando un joven de 22 años, disparó y asesino a un policía que estaba cerca de él. El sujeto fue detenido.

El año 2012 fue ciertamente trágico para ese país, se suscitaron 4 masacres, siendo estas: a) la de la escuela Chardon, que fue un tiroteo que se produjo el 27 de febrero, en la secundaria del mismo nombre, del Estado de Ohio, EEUU. Tres personas murieron y otras dos tuvieron que ser hospitalizadas. b) la masacre de Aurora, del 20 de julio de ese año, que tuvo lugar durante el estreno de la película The Dark Knight Rises en el Condado de Aurora, Colorado EEUU. Fue un ataque armado en el Cine Century 16, el cual dejó 12 muertos y otros 50 heridos. c) el 5 de agosto, un tiroteo masivo tuvo lugar en un templo en Oak Creek, Wisconsin EEUU. Un hombre armado de 40 años abrió fuego matando a seis personas e hiriendo al menos a otras tres. Siete personas murieron en el lugar, incluyendo el hombre armado. d) la masacre de la escuela primaria Sandy Hook, que fue un atentado que ocurrió el 14 de diciembre. El saldo, 27 personas muertas (entre ellos 20 niños).

El año 2013, los tiroteos fueron en: a) un complejo de apartamentos en Hialeah, una ciudad en el Condado de Miami-Dade, Florida. Éste se suscitó el 26 de julio de 2013. Siete personas, entre ellas el tirador, murieron en el incidente. b) para el mes de septiembre se cometió otro tiroteo masivo en un comando naval en Washington Navy Yard, en el sudeste de ese estado. El pistolero solitario, un hombre de 34 años, mató a 12 personas e hirió a otras.

El año 2014 no se fue “en blanco”. El 23 de mayo, un joven de 22 años perpetró una matanza en isla Vista, California, cerca del campus de la Universidad de California en Santa Bárbara. Siete personas murieron, incluyendo al asesino y trece `personas resultaros heridas.

Pero el 2015, es quizás uno de los años, que habrán de recordarse como más violento, pues suman ya 4 masacres en lo que va del año: a) el tiroteo de la Iglesia Charleston del 17 de junio en la Iglesia Metodista Episcopal Africana Emanuel en Charleston Carolina del Sur. Dicha iglesia es uno de los templos más antiguos de los Estados Unidos. 28 personas resultaron fallecidas incluyendo a la madre del autor. Del total de víctimas 20 eran niños y 6 adultos. b) la masacre de Umpqua Community que corresponde a un asesinato masivo que tuvo lugar el 1º de octubre de este año, en la ciudad de Roseburg, Oregon, EEUU en donde un joven de 26 años asesinó a 9 personas y otras 9 quedaron heridas en el tiroteo del campus del Instituto Superior Técnico de Umpqua. El asesino se suicidó. c) La matanza de Colorado, del 28 de noviembre pasado, que se registra en un centro de planificación familiar en Colorado, en el que un atacante mató a tres personas e hirió a 9 más. d) y por último, la masacre de este miércoles 3 de diciembre en un centro de discapacitados de San Bernardino (California), perpetrado por una pareja hombre y mujer de 28 y 27 años respectivamente, –la mujer de origen Árabe lo que confirma en la investigación la pista islámica–, quienes abrieron fuego en una sala donde se celebraba un brindis navideño y que acabó con la vida de 14 personas.

Luego entonces, cómo no van a existir atentados contra civiles, si la violencia está íntimamente relacionada con la crisis social y económica que invade a ciertas naciones. Hoy los números que nos presentan los informadores norteamericanos, son impresionantes. Se estima que en el mundo existe un arsenal de 639.000.000 de armas de fuego, la mitad de las cuales están en manos de civiles y el resto a disposición de los cuerpos policiales y de seguridad. En algunos países, como los Estados Unidos, cada año salen al mercado más de siete millones de armas, un millón de las cuales son de importación, y puede que haya más armas que personas. En el pasado, gran parte de este arsenal era suministrado por las dos grandes potencias militares, Estados Unidos y la ex-URSS, ya fuese por intereses puramente comerciales o como parte de su estrategia de rearmar a sus aliados. Sin embargo, el número de países que suministran armamento, ha aumentado hoy y se encuentra a disposición de los compradores, sin ninguna traba o dificultad de controlar su tráfico.

De acuerdo a Manuel Ocaña corresponsal para UNoticias en California, mencionaba recientemente que: “cada 336 días, se suscitan 355 tiroteos en los Estados Unidos”. Y agregaba: “89 personas mueren cada día por tiroteos en ese país, siendo los asesinos jóvenes y los blancos por lo general niños y jóvenes”.

En resumen, los Estados Unidos, enfrenta hoy un gravísimo problema—y eso lo debemos tomar como muestra otros países que aún no llegamos a esos extremos–, pues existen factores que hacen que se aceleren sus crisis: el libertinaje en el consumo de las drogas, la intolerancia emocional, los problemas económicos de sus ciudadanos y la proliferación de las armas, esto convierte a algunas personas –independientemente de la edad o sexo–, en asesinos potenciales en un país que tiene tiempo que da muestras de decadencia y que desgraciadamente una parte de su sociedad, en particular sus políticos y hombres económicamente poderosos , no se quieren dar cuenta—o no les conviene–, parar a esa industria masiva de construcción y venta indiscriminada de armas, que ha llegado al límite y que hace ….que, el propio estadounidense, sea lamentablemente su propio verdugo.

Gracias y hasta la próxima