Economía Veracruzana: Oportunidades y retos.

7 marzo 2015 | 10:19 hrs |

Las exportaciones veracruzanas crecen, pero la entidad sigue en un lejano lugar 15 y tiene, respecto al total nacional, una baja participación de 1.98  por ciento.

Como dicen los chavos de siempre, no estamos en los juegos importantes, se necesita estar en la cancha de la economía internacional, con mayor presencia  y jugar con más efectividad. Menos rollo, conformismo y mediocridad.

En 2013, alcanzaron en millones de dólares, un monto de  7, 544.  En 2012, fueron 6,971, esto es, en un año creció en 573 millones de dólares, casi un 8 por ciento.

Muy por debajo del tamaño de su economía,  de su potencial y de otros estados más pequeños, como Tabasco, Puebla, Guanajuato, Querétaro  y San Luis Potosí, que tienen participación mayor.

¿Por qué del débil dinamismo y la reducida capacidad? ¿Qué pasa con el sector externo  veracruzano? ¿Qué sucederá frente a las crisis que se padecen?

EL TODO Y LAS PARTES

A la complejidad y alcance de la economía en la vida individual y social, tiene que agregarse ahora forzosamente, la intensidad y velocidad de los cambios que caracterizan y conforman condiciones socioeconómicas, así como  viejos y nuevos problemas, necesidades y desafíos de la sociedad.

En el análisis económico contemporáneo, objetivo y confiable, de entrada, también tiene que considerarse la notoria interacción de ámbitos y contextos geográficos. Hoy en día, no extraña que lo global se vuelva nacional y a su vez local.

Por lo tanto, se debe tener muy en cuenta, la organización y acción de y entre los diversos ámbitos geográficos. Entre aldea, nación y mundo que es natural y cotidiana, más intensa y determinante gracias a la revolución tecnológica de las comunicaciones y, desde luego, del ordenador y la computación en general. Revolución tecnológica, que apenas empieza.

Así que, es natural que tengan que replantearse contenido y alcance de análisis, investigaciones y  estudios para fortalecer, entre otros aspectos, su enfoque, temas y asuntos, así como inmediatez y coyuntura que permitan contribuir a la capacidad de respuesta y de precisión económica y social en general.

Particularmente, en el caso de la economía se vuelve urgente y necesario, más y mejor capacidad de respuesta y previsión, para la elaboración y actualización de políticas públicas eficientes y pertinentes, cuya aplicación, en todos y cada uno de los casos,  verdaderamente redunden en bienestar social, crecimiento económico y desarrollo sustentable.

SECTOR EXTERNO Y ÁMBITO INTERNACIONAL

Así que es forzoso  incluir y dar seguimiento a lo que ocurre en la aldea global, en el mundo. Esto es, al análisis económico estatal y nacional se deben agregar aspectos globalizadores y temas que permitan conocer situación, presencia y desenvolvimiento económico, así como tendencias, perspectivas y escenarios posibles.

Temas como el comercio internacional, exportaciones e importaciones, inversión extranjera y tipo de cambio, entre otros, pueden adquirir y adquieren mayor importancia.

Inocultable la nueva crisis que ya afecta al país y por ende, a  estados y municipios. Cierto que a unos más que a otros pero, sin duda, el ámbito internacional ya afecta y afectará de muchas formas e intensidades.

La caída de los precios del petróleo trastorna la economía y en el caso de las petrolizadas finanzas públicas, tiene un efecto devastador que debilita a los gobiernos, expone y deteriora los niveles de bienestar y exige inmediatos cambios en políticas públicas. El deterioro del tipo de cambio, dólar más caro y peso más barato, también es obligado considerar en el análisis económico actualizado.

ANALISIS E INVESTIGACIONES PARA HOY.

Hay, sin duda, trabajos y estudios que se deben considerar y  reconocer, porque representan serios esfuerzos actualizados y fundamentados de la realidad que se pretende transformar, a partir de la capacidad de  influir en las políticas públicas para actualizarlas y hacerlas más y más efectivas.

Por citar uno de ellos, de relativa reciente publicación, que incluye investigaciones de universitarios de diversas especialidades, en cuatro tomos, me refiero a Veracruz en Crisis,  coordinado por Alberto J. Olvera, Alfredo Zavaleta Betancourt y Víctor Andrade Guevara. En la Colección la Ciencia en Veracruz, de la Universidad Veracruzana, 2012.

En esta publicación, se incluyen diversas contribuciones, avances  y trabajos  de  especialistas, entre ellos algunos economistas, respecto a economía y sociedad veracruzana actual. Su lectura es en muchas formas recomendable para considerar abundante información, puntos de vista y propuestas, relativamente recientes que podrían ayudar a explicar diversos aspectos y problemas que hoy se enfrentan.

Pero además, lo que quiero resaltar concretamente, a partir de una revisión autocrítica, del trabajo Panorama de la pobreza en Veracruz, Vol. I, (Desarrollo económico, pobreza y marginación), pp. 146-170, de mi autoría, encontré necesario incluir en el futuro aspectos del comercio exterior y de la globalización.

En efecto, como es casi tradicional, en este tipo de análisis, se incluyeron aspectos estatales y nacionales, demográficos, económicos, de niveles bienestar social, pero sólo uno vinculado con el ámbito internacional, el de las REMESAS.

Aspecto importante de vinculación y  presencia con el exterior, cuyo monto  y crecimiento determina niveles de subsistencia de cientos de miles de hogares veracruzanos, al convertirse de hecho, en el programa más importante de apoyo a los pobres, de los pobres que se vieron obligados a salir del país en busca de oportunidades.

Este ejemplo y otros motivan a recomendar incluir aspectos importantes del contexto internacional y global, que pueden ayudar y mucho, a identificar y apreciar condiciones y situaciones, retos y oportunidades  presentes y futuras.

Para concluir este rápido y general llamado de atención y autocrítica, permítaseme citar un aspecto que urge atenderse  y que, al mismo tiempo, representa un sinnúmero de oportunidades.

«En el caso de alimentos, el déficit interno acumulado en el quinquenio -asegura David Márquez Ayala, basado en Inegi-, es en millones dólares: Cereales -21 mil, Oleaginosas -17 mil, Carnes -13 mil, Lácteos -7mil…todo producible en el país… En 2013, en porcentaje,  Chihuahua generó 13.3, Coahuila 10, Baja California 9.8, Nuevo León 7.9  y Tamaulipas 7…»  (LaJornada.230215).

¿Debe Veracruz seguir con 1.98 por ciento de aportación al total de exportaciones del país?