Duerme 25% de indígenas de Ixhuatlancillo en el suelo

Foto: Noreste
15 diciembre 2016 | 11:25 hrs | Emilio González

Orizaba, Ver.- El 25 por ciento de la población indígena del municipio de ixhuatlancillo duerme en el suelo, unos por costumbre y otros por ser muy pobres. Estudio socioeconómico revela que las congregaciones más vulnerables son: Rancho Pala, Chorro de Agua y Duraznal, donde abunda alta marginación y miseria.

En la tesis “Costumbres y Tradiciones”, la trabajadora social Sara Victoria Sandoval, afirma que los habitantes están propensos a contraer enfermedades como la sarna, y lumbalgias, además sufrir dolores musculares por dormir en el piso firme.

Destaca que a pesar de conocer las consecuencias que pueden contraer por seguir durmiendo bajo estas condiciones, las familias hacen caso omiso a recomendaciones de personal de sector salud.

Revela que el 25 por ciento de la población que aún conserva esta costumbre, forma parte de un grupo de familias vive como auténticos nómadas, que viaja para comercializar sus productos en los diferentes estados de la República, cayendo en la costumbre de que la cama para ellos no es necesaria, aún cuando cuentan con los medios necesarios para adquirirla.

Otro grupo, considerado de alta marginación y pobreza extrema, lo hace por la falta de los recursos económicos para comprar este tipo de muebles, además de que el núcleo familiar es numeroso, por lo que finalmente caen en la costumbre de vivir en condiciones deplorables, y dormir en el piso.

Los ancianos, abunda, son los que sufren padecimientos entre ellos artritis reumatoide deformante, por el clima húmedo que prevalece casi los 365 días del año; lo más lamentable de estos enfermos es que algunos apenas tienen 30 y 40 años de edad, los cuales ahora deben permanecer en una sola posición porque no pueden movilizar sus articulaciones.

El gobierno argumenta que no tiene recursos financieros suficientes para dotar a las familias de camas donde los indígenas puedan descansar de manera cómoda, sin la necesidad de padecer más adelante enfermedades en los huesos y músculos por descansar en el piso de tierra.

 

Notas relacionadas