Duarte y la Inquisición

26 julio 2017 | 9:18 hrs | √Āngel √Ālvaro Pe√Īa

Cuando el poder quiere castigar mete a la c√°rcel hasta a inocentes, coment√°bamos aqu√≠ el caso de la ind√≠gena Jacinta Francisco, quien fue acusada de secuestrar a cinco miembros de la AFI, y condenada a 21 a√Īos de c√°rcel. Liberada luego de casi tres a√Īos de prisi√≥n, con un simple: ‚ÄúUsted disculpe‚ÄĚ.

Casos como ese hay muchos, sobre todo tratándose de líderes naturales de algunas regiones de México, ante quienes el poder local o regional ven como un peligro para sus intereses.

Hay un sinn√ļmero de encarcelados por capricho de los poderosos, recordemos, el caso de Rodolfo Montiel Flores y Teodoro Cabrera Garc√≠a, campesinos de Guerrero, quienes se organizaron para impedir la tala indiscriminada en la sierra guerrerense y el 2 de mayo de 1999 fueron detenidos sin orden de cateo ni arresto en su contra. Cuarenta y tres elementos adscritos al 40 Batall√≥n de Infanter√≠a en Altamirano, entraron con disparos al pueblo de Pizotla. Los militares los mantuvieron incomunicados durante cinco d√≠as, los torturaron f√≠sica y psicol√≥gicamente para obligarlos a declararse culpables de los delitos de portaci√≥n de armas de uso exclusivo del ej√©rcito, cosecha de marihuana, as√≠ como de tener v√≠nculos con grupos armados; adem√°s de mantener incomunicada a toda la comunidad de Pizotla del 2 al 4 de mayo de 1999. La Comisi√≥n Nacional de Derechos Humanos emiti√≥ una recomendaci√≥n a la Sedena, en la que reconocen las irregularidades del caso y las violaciones de derechos humanos en perjuicio de Rodolfo, Teodoro y los habitantes de la comunidad de Pizotla. Los inculpados recibieron en prisi√≥n el premio internacional Ambiental Goldman.

La justicia de M√©xico no ha variado mucho en 500 a√Īos, cuando se quer√≠a un poderoso deshacer de un enemigo, o le quer√≠an¬† arrebatar la hacienda, o condicionar el amor de sus hijas, los acusaban de herejes. La Santa Inquisici√≥n, fundada en 1579 se encargaba del resto.

La estructura de justicia a la medida es la misma desde esa época en nuestro país y la cárcel sirve sobre todo, para que los políticos se deshagan de sus enemigos y así puedan salvar a sus amigos de la prisión. En la justicia mexicana hay muchos puntos negros, porque nadie está convencido de que Luis Donaldo Colosio haya sido asesinado por los consignados, ni José Francisco Ruiz Massieu, ni el cardenal Posadas Ocampo. Hay huecos graves como la desaparición de los 43 normalistas de Ayotzinapa, o la impunidad en Tlatlaya, Palmarito y Nochistlán.

También al revés, como ahora sucede con Javier Duarte, aunque sea culpable la Inquisición del Siglo XXI, sigue las órdenes del rey, más allá de la razón, la justicia o la legalidad.

La Inquisición perdonaba a los arrepentidos, a menos que el Gran Inquisidor, tuviera ciertas simpatías, cercanía, familiaridad, amistad o complicidad con el acusado, como ahora ocurre.

Así, de los 82 datos de prueba que presentó la PGR contra Javier Duarte, sólo dos se acreditan, afirmó su abogado Marco Antonio del Toro.

Del Toro asegur√≥ que las pruebas de la Procuradur√≠a “son testigos que adquirieron un inmueble, que se convirtieron en ejidatarios, pero ninguno relacionado directamente con cualquier conducta de Javier Duarte. No hay una sola prueba, ni siquiera de los dos testigos, que acrediten la salida de recursos p√ļblicos concretos del gobierno de Veracruz”.

Por su parte, el fiscal general de Veracruz, Jorge Winckler Ortiz reprochó a la PGR el que no se hayan sumado todas las carpetas de investigación por desvío de fondos federales, simulación de reintegros a la Auditoría Superior de la Federación y la compra de medicamentos falsos para exámenes de VIH.

Winckler Ortiz lamentó que en el proceso penal que se sigue a Duarte, y a otros ex funcionarios de su primer círculo de gobierno, la PGR dejó fuera dichas pruebas contra el político.

El fiscal cit√≥ a rueda de prensa para hacer un llamado y un extra√Īamiento a la PGR, debido a que hay varios delitos de los cuales qued√≥ exento Duarte.

El juez del caso, Moreno García, además, rechazó que Duarte fuera trasladado al Centro Federal de Rehabilitación Psicosocial de Ayala, Morelos, una prisión VIP, de lujo, y sólo para ex funcionarios acusados de corrupción, como pedía la PGR. Seguirá en prisión preventiva en el Reclusorio Norte.

Jorge Winckler asegur√≥ que aunque la defensa jur√≠dica de Javier Duarte ya obtuvo un amparo, esto no significa que el ex gobernador ya evadi√≥ o libr√≥ todos los agravios y desv√≠o de recursos que le se√Īala el gobierno de Miguel √Āngel Yunes y la propia Fiscal√≠a General del Estado. De ah√≠ que el gobernador panista quiera aportar pruebas de los delitos cometidos por Duarte, pero el juez no lo permite y la PGR menosprecia esas aportaciones.

A Miguel √Āngel Yunes Linares no le permiten cumplir su promesa de campa√Īa de encerrar de por vida a Duarte, precisamente por la proximidad de las elecciones del a√Īo que viene y quieren dejarlo en rid√≠culo, junto con su partido pol√≠tico, el PAN.

Gabriel Regino Garc√≠a, abogado penalista entrevistado por Sin embargo, se√Īala que si todo el peso de la Ley cayera sobre el ex Gobernador Javier Duarte de Ochoa, deber√≠a de pasar entre 31 y 89 a√Īos en prisi√≥n.

Delincuencia organizada y lavado de dinero son los delitos por los cuales Javier Duarte es acusado.¬†PEGA Y CORRE.- Cuando se supo que el ex gobernador ten√≠a una amante todos pensaron que se trataba de alg√ļn fornido gal√°n de televisi√≥n o cine, pero sorprendi√≥ nuevamente a todos al saber que se trataba de¬†Dominga X√≥chitl Tress Rodr√≠guez, a quien Duarte le compr√≥ un departamento y una camioneta Range. Ex candidata panista y ex funcionaria de Veracruz fue pareja sentimental del ex mandatario y tambi√©n se benefici√≥ de los desv√≠os millonarios, asegura la Procuradur√≠a. “La viuda alegre”, la llaman en Veracruz, ¬†por difundir en sus redes sociales fotos suyas en eventos sociales, con grupos musicales, haciendo ejercicio y hasta con el pecho descubierto. Su esposo fue el panista Gregorio Barradas, ejecutado en noviembre de 2010, unas semanas antes de tomar posesi√≥n como Alcalde de Juan Rodr√≠guez Clara, en Veracruz‚ĶEsta columna se publica los lunes, mi√©rcoles y viernes.

Dudas y comentarios, escríbenos a:
angelalvarop@hotmail.com
Twitter @politicosad 

*Esta es opinión personal del columnista