Duarte y 123 líderes narcos ¿información inventada?

29 marzo 2016 | 14:16 hrs |

Por Marco Antonio Aguirre Rodríguez

La seguridad pública y la procuración de justicia son de los grandes problemas que tiene Javier Duarte y que por lo mismo cada determinado tiempo le explotan grandes escándalos.

En este momento está el reclamo social por la acusación de violación que hace el padre de una menor de edad contra 4 jóvenes miembros de la élite política y económica de la ciudad de Veracruz, el cual no fue atendido por la Fiscalía General del Estado durante todo un año.

También existe la acusación contra policías municipales de Papantla, de haber desaparecido a tres jóvenes; la Secretaría de Seguridad Pública ha sido ineficaz en aplicar los exámenes de confiabilidad a los policías enlistado en Veracruz, y esta es una de sus lamentables consecuencias.

Pero Javier Duarte quiere presumir que su gobierno ha hecho bien las cosas y por lo mismo cada tiempo hace declaraciones tremendistas, como las realizadas el 15 de febrero de este año, cuando en una conferencia de prensa anunció que durante los últimos 5 años se habían detenido a 123 lideres narcos, de acuerdo con una lista proporcionada por la Fiscalía General del Estado.

O también el famoso discurso de Poza Rica dirigido a periodistas pidiéndoles “pórtense bien”.

Pues bien, nadie, absolutamente nadie, sabe de dónde sacó Javier Duarte los datos de los 123 lideres del crimen organizado detenidos. Ni la Fiscalía General del Estado, ni su Oficina del Gobernador.

De los 123 lideres del crimen organizado se presentó una solicitud de acceso a la información ante la Fiscalía General del Estado, y ante la Oficina del Gobernador, y ambas instancias dicen no conocer el origen de la información.

El boletín sobre la conferencia de prensa de ese 15 de febrero anota:

“Hasta este día, se ha detenido o neutralizado a 123 personas que integraban las estructuras jerárquicas más importantes de cada cártel; de éstas, 99 eran integrantes del Cártel de Los Zetas, 11 del de Jalisco Nueva Generación, tres del Cártel del Golfo, uno del de Sinaloa y nueve jefes independientes. Todos de muy alta peligrosidad”.

La Fiscalía, al solicitar la información respondió:

“… del análisis efectuado de forma integral a su solicitud, se advierte que usted hace referencia a datos que afirma, fueron proporcionados por el C. Gobernador del Estado de Veracruz, el pasado 15 de febrero del año en curso, siendo en consecuencia un sujeto obligado distinto a esta Fiscalía General del Estado, quien pudiera estar en condiciones de atender sus cuestionamientos, al referirse a pronunciamientos ajenos al titular de esta institución”.

“… un sujeto obligado distinto a esta Fiscalía General del Estado, quien pudiera estar en condiciones de atender sus cuestionamientos…”. O sea, la Fiscalía no podía proporcionar la información.

Ante esto se hizo la petición a la Oficina del Gobernador, para que respondiera el mismo planteamiento y ahí simplemente dijeron que “su solicitud de información no da vida a alguna” de las funciones de la misma, y enlistaron el articulo 3 del “Decreto por el que se establecen las funciones de la Oficina del Gobernador del Estado de Veracruz…”

Pero, en ese ordenamiento se asienta en el punto X que entre sus funciones se encuentra “Promover una cultura de transparencia y respeto al derecho de acceso a la información pública en la Oficina del Gobernador (…) así como dar respuesta a las solicitudes que se realicen al respecto”.

Además en su punto IV se incluye: “Coordinar y auxiliarse de las áreas jurídicas de las dependencias y entidades de la administración pública estatal, así como ser enlace del Gobernador del Estado con el Poder Judicial Federal y Local”;

Y en el punto XVIII se anota “Proporcionar al Titular del Poder Ejecutivo del Estado la información de carácter estratégico para la definición de temas prioritarios”.

Así pues, atribuciones para dar una respuesta concreta sí tiene la Oficina del Gobernador.

Pero la evasión en el acceso a la información pública es otra de las características de este gobierno.

(Usted puede ver en http://goo.gl/3v1wDX las respuestas recibidas de ambas dependencias)

 

EL GOBIERNO DE JAVIER DUARTE LE DEBE UNA DISCULPA A PERIODISTAS. Pero el gobierno del estado sí ha sido eficaz para criminalizar a los periodistas asesinados.

La revista Etcétera el 11 de marzo difundió la respuesta que obtuvo al solicitar “a la Fiscalía General de Veracruz una lista con los nombres de los periodistas que han sido vinculados con la delincuencia organizada entre 2010 y 2016, basándonos, precisamente, en que tanto el gobernador Duarte y la Fiscalía han dicho públicamente que cuentan con tal información”.

<<La respuesta –según anota la publicación- fue contundente: la dependencia no cuenta con la información solicitada toda vez que “los hechos probablemente constitutivos de delitos en relación con delincuencia organizada, son competencia exclusiva de la Federación a través de la Procuraduría General de la República”>>.

Entonces, si la Fiscalía carece de esta información, le debe una disculpa a todo el gremio periodístico, por las declaraciones incriminatorias que se han hecho.

Y sería bueno que se diera ya.

 

¿Y EL DINERO, DÓNDE ESTÁ?. El gobierno del estado de Veracruz sigue sin entregar el dinero de las participaciones a los ayuntamientos del estado, lo que coloca en una situación difícil a muchos de estos para el pago de sueldos de esta segunda quincena de marzo.

Las participaciones ya fueron recibidas por el gobierno del estado de Veracruz, pero las están reteniendo o desviando, una vez más.

¿A dónde va todo ese dinero?