Duarte le ha hecho tal daño a Veracruz ¡qué ni Trump!

9 noviembre 2016 | 19:24 hrs |

La insoslayable brevedad

Javier Roldán Dávila

La paridad sugiere que allá y acá, los políticos ‘locos’ deben estar ‘amarrados’

Gran angustia ha generado en buena parte de la población mexicana, la sorpresiva victoria de Donald Trump o la sorpresiva derrota de Hillary Clinton, como lo quieran ver.

En Xalapa y Veracruz, además de otras ciudades de la entidad, las cafeterías se vieron atiborradas de ciudadanos que abandonaron los quehaceres habituales para intercambiar opiniones y crear escenarios sobre lo que nos depara el futuro, la cara de la mayor parte de los parroquianos era de estupor.

Pero siendo honestos, al menos en Veracruz (suponemos que en todo México), las cosas están muy mal, “pal perro” dijeran los filósofos de la Cuenca.

La economía está en números rojos, de acuerdo a los expertos desde el 2013 entró en picada, para este año se espera que el decremento sea de poco más del 2%. Esto implica desempleo, cierre de negocios y por lo tanto migración laboral.

Pensionados, maestros y trabajadores del gobierno (estatal y municipal), no reciben a tiempos sus pagos y muchos de ellos tienen atrasos significativos. La Universidad Veracruzana, municipios y otras instituciones, están en la misma circunstancia: les deben dinero.

Los proveedores de productos varios también son acreedores de la administración estatal, la mayor parte de ellos entró en una suerte de paro forzado por la falta de liquidez para operar, no ven la luz al final del túnel.

Los servicios de seguridad social funcionan a medias (o del carajo), no tienen insumos. La inseguridad pública va en aumento y no hay mecanismo que funcione para revertirla.

En fin, la crisis está “del nabo”, por decirlo en un lenguaje coloquial. Eso sí, los responsables del desastre siguen libres y algunos gozan de fuero legislativo.

Desde esta perspectiva que Trump llegue a la Casa Blanca es “peccata minuta”….circo para distraernos.

Nomás falta que le quieran empezar a “cargar los muertitos”.