Duarte lavó por lo menos 439 mdp para adquirir propiedades en Campeche y Valle de Bravo

La UIF presume que una parte de estos recursos proceden del erario

Rancho Las Mesas, ubicado en Valle de Bravo, en el estado de México. Foto: Web.
24 noviembre 2016 | 8:35 hrs | Reforma

La compra de terrenos simulada en Campeche y la triangulación y lavado de dinero en un rancho de Valle de Bravo, por lo que Javier Duarte se encuentra prófugo, asciende a 439 millones 662 mil 979 pesos.

Según la Unidad de Inteligencia Financiera, de ese monto, 223.8 millones ingresaron a las cuentas de Moisés Mansur Cysneiros, señalado por la PGR como el principal prestanombres del ex Mandatario.

Mientras que 215.8 millones entraron a través del abogado Alfonso Ortega López, abogado fiscalista con un despacho en Cancún, que se presentó voluntariamente ante la PGR y confesó haber sido un testaferro de Duarte y quien señaló a otros implicados en su presunta red de corrupción y lavado.

La UIF presume que una parte de estos recursos proceden del erario, debido a que las Secretarías de Salud y Educación de Veracruz hicieron depósitos a empresas que triangularon el dinero a las compañías que adquirieron los terrenos de Mansur y Ortega.

Mansur y los supuestos cómplices que le asistieron en esta operación se encuentran prófugos de la justicia, mientras que a Ortega la PGR no le ha formulado imputaciones penales hasta el momento.

El expediente 110/F/3465/2016, que contiene la querella de la UIF ante la PGR, señala que, de 2011 a 2013, Mansur, Ortega, José Juan Janeiro Rodríguez y Rafael Gerardo Rosas Bocardo pactaron la compra de terrenos en el ejido Lerma, en Campeche.

Más tarde, Mansur acordó vender 5 parcelas a Consorcio Brades en 253 millones 300 mil 963 pesos, un precio 19 mil 434 por ciento mayor al que pagó a los integrantes del núcleo ejidal.

Del total de la suma acordada, Mansur recibió 223 millones 800 mil 963 pesos, quedando pendiente por pagar 29 millones 500 mil pesos.

Una parte de esta información se dio a conocer en la audiencia en la que fueron vinculadas a proceso Nadia Isabel y Elia Arzate Peralta, accionistas de la empresa que compró los terrenos a Mansur.

De lo que no había muchos detalles era la participación de Ortega en la misma trama.

Según la UIF, Terra Urbanizaciones y Desarrollos Inmobiliarios pactó pagarle a Alfonso Ortega una suma de 244 millones 762 mil 560 pesos -un precio 20 mil 949 por ciento mayor al que pagaron a ejidatarios- por cuatro parcelas de su propiedad en el mismo ejido.

Terra, cuyos accionistas son Miguel Velázquez Nieva y Santa Bartolo Acuña, hoy prófugos, saldaron 215 millones 862 mil 16 pesos a favor de instrumentos financieros contratados a nombre de Ortega, quedando pendiente pagar 28 millones 900 mil 544 pesos.

Parcelas sobrevaluadas

En su querella, la UIF cuestionó que Brades y Terra adquirieran inmuebles sobrevaluados, tomando en cuenta la falta de servicios como agua, alcantarillado, alumbrado público y vías de comunicación en los terrenos.

También señala como empresas fachada a las entidades que depositaron a Brades y Terra los recursos que luego utilizarían para pagarle a Mansur y Ortega las parcelas de Campeche.

Brades recibió los recursos de Medical Healthy Services H30S, Anabis International, Diseños Arquitectónicos Alim, Bepha Inmobiliaria, Laaedifica México, Sakmet Inmobiliaria, Grupo Inmobiliario Going, Agatone Advisory y Diseños Arquitectónicos Melvan.

El dinero de Terra venía de cuentas de Anabis, Bepha y Laaedifica México, así como de Comercializadora Bring, Grupo Constructor Erfut, Comercializadora Bring y Suri Consultores.