Dos fuerzas

18 enero 2017 | 10:51 hrs |

Por Mario Noriega Villanueva

Conforme se acercan las fechas de decidir interiormente cada partido político, sobre a quién abanderará para las próximas elecciones municipales, el ambiente político se pone más calientito y se empiezan a ver fenómenos como el de que dos locomotoras pueden enfrentarse en el municipio de Tihuatlán, en el caso de que ahí, la alianza amarilla-azul se aparte y cada uno de esos institutos políticos vayan cada uno con su candidato y eso, es válido porque lo cierto es que empiezan a verse grupos en cada uno de los dos hoy en el poder, y cada quien quiere ser el que imponga candidato.

Así se ve el panorama incluso en Poza Rica, donde el amarillo con todo “estupendo” desempeño que festinan los lame botas del señor diputado federal, ni si Dios quiere obtendría los votos que le dieron la victoria y que fueron los tihuatecos, porque esta vez su ámbito se reduce a un solo municipio que es este y aquí, su “poder” se redujo a una mínima cuota para la alianza y que por ese “portento” de trabajo que ha hecho, seguramente se reducirá y se arriesga al ridículo, más por querer acaparar todos los puestos y le importan poco sus seguidores y aportadores del  apoyo económico del que pudo disponer, para ganar el quinto distrito electoral federal.

Pero en donde sí vemos que puede llegar a darse, si se rompe la alianza, un encuentro de trenes, porque se enfrentarían dos candidatos de gran fuerza, con el destape por él mismo “para que el chisme sea correcto”, de Pepe Romero, un ex presidente municipal, precisamente el que le cedió el cargo al hoy líder de los tihuatecos, Goyo Martínez, quien por cierto, está cerrando como lo hizo el ex y aún así, los panistas no pudieron refrendar en la alcaldía. Pudiera repetirse ese fenómeno.

Pero bien, dos locomotoras de gran calibre, pudieran enfrentarse si nadie mete orden y llega a quebrarse la alianza. Goyo querrá imponer candidato o candidata que es lo más posible, pero no es igual él, que “su abanderado”, porque se siente que él es el PRD y por esa condición es quien debe decidir y está en toda la razón, porque le ha dado la fuerza de que presume ahora. Sin embargo, Pepe tiene también su capital político y además, la gente guarda buen recuerdo de él por el trabajo que hizo.

Por eso es que aludimos a un posible choque de locomotoras. Los dos poseen un gran capital político y si tanto el PAN que no tiene alguien que jale con la fuerza de Pepe, tienen que aceptarlo, en el PRD está Goyo Gómez, quien con el abanderado (a) hará todo lo posible para consolidar su fuerza  y hacerse del triunfo el 4 de junio próximo. A lo mejor sea solo una conjetura pero que se puede llegar a convertir en una realidad”.

No falta mucho para saberlo, porque a nivel estatal, quien dispone ha analizado todo el comportamiento de los dos partidos y la verdad, es que al PRD no le ha ido muy bien que digamos, por eso algunos alcaldes ya han levantado la voz porque se sienten quizá utilizados solamente para cumplir con un proyecto en el que estuvieron de acuerdo sí, pero que no se imaginaron que las cosas iban a tomar otro sesgo, que no es precisamente el que querían. Sea lo que sea, no falta mucho para saberlo.

Sugerencias, críticas y comentarios: marionv8@hotnmail.com