Dos delincuentes, distinto trato legal

16 enero 2016 | 19:42 hrs |

Por Tomás Mundo

Siempre hemos sabido –y aquí se prueba- que uno es el discurso oficial, y otro muy distinto el de la realidad que se vive en México.

El presidente de la República, el Secretario de Gobernación, los gobernadores del país, Fiscales, los alcaldes del país, vamos, casi todos los funcionarios públicos cuando quieren quedar bien ante los medios, explotan el término: fortalecer el estado de derecho, a los cuatro vientos, que los escuchen todos: “Vamos a aplicar la ley caiga quien caiga”

Pero la realidad es otra.

Hace unos días con la detención del Chapo Guzmán, el Secretario de Gobernación, en una gira por Puebla dijo que con la detención del Chapo se fortalecía el estado de derecho.

Lo mismo dijo el presidente de le República. Esto es lo abstracto del discurso, este es el mundo ideal; y al oír una y mil veces lo mismo, me hizo recordar la obra magnífica de Robert Louis Stevenson “El extraño caso del dr Jekyll y Mr. Hyde”; el gobierno formal y el gobierno real.

Y como dijera en uno de sus libros Agustín Basave: “Mexicanidad y Esquizofrenia”: deshonestidad con estricto apego a derecho.

Y es que con la detención del Chapo Guzmán, nos hartó la Presidencia de la República con imágenes, donde como siempre Televisa de cómplice, de la detención, de donde dormía, qué comía, el Chapo Guzmán, vamos, casi nos aprendimos de memoria los guiones de tanta repetición. Una y mil veces mas la televisión haciendo su papel.

Está bien que lo hayan aprehendido, pero no fue un éxito; si no mas bien como bien lo dijo Denis Dresser, fue un error enmendado. No más, sin embargo el gobierno federal lo publicitó mas allá del hartazgo.

Está bien la detención, está bien la difusión; pero hasta ahí.

Pero terminó pronto la racha de buena suerte para la presidencia; y tuvo que ser España quien lo hiciera con la detención de otro delincuente, como muchos más que siguen dañando a México, Humberto Moreira, ex gobernador de Coahuila, ex gobernador del PRI nacional; vivía actualmente en Barcelona, si leyó bien en Barcelona, ¿habrá mas delincuentes allá? Junto a esos 122 delincuentes mas buscados habría que agregar a muchos ex gobernadores. La lista es un poco larga Mario Marín, Ulises Ruiz, Fidel Herrera, Arturo Montiel, Rodrigo Medina, por solo citar unos.

¿Y la participación penal de Rubén Moreira? Actual gobernador ¿Dónde queda?

Porque el delito se comete por acción o por omisión.

Porque a Kate del Castillo y ahora sé que a Yolanda Andrade  las están investigando por lo del Chapo Guzmán.

¿Cuál es la diferencia en ambos casos?

¿Existen acaso dos estados de derecho?

¿Nos enseñaron mal a Norberto Bobbio en los cursos de posgrado? Pues este autor nos enseñó en uno de sus libros que la norma es: general, abstracta e impersonal.

Yo esperaba igual reacción por parte de la Presidencia de la República, que saliera el presidente a dar un mensaje que así como detuvieron a este delincuente que hundió a Coahuila durante su paso, que dejó una deuda de mas de 34 000 millones de pesos, así dijera que le va a pasar a todos los ex gobernadores, y que han dejado endeudado a sus estados, que la ley se aplicará sin distingos; y lo más importante, que la Secretaría de Hacienda se coordinará con la PGR para rastrear el origen y destino de los dineros públicos.

Ese mensaje esperábamos muchos, ¿y qué pasó? silencio absoluto de la presidencia de la República, del Secretario de Gobernación, de Televisa.

Y la televisora porque no sacó más imágenes de donde vivía en Barcelona Moreira, porqué no fue Loret de Mola a Barcelona a sacar imágenes exclusivas de donde vivía Moreira, de la Universidad donde estudiaba Moreira, del salón donde estudiaba Moreira.

Si bien es cierto son dos escenarios distintos, al final son dos personajes que han trastocado el derecho penal, ambos son delincuentes, ambos son los mismo.

Con esto comprobamos una vez más lo que dije al principio de este artículo, uno es el discurso abstracto sobre el estado de derecho, y otro, muy distinto la aplicación del mismo.

Creo que este presidente de México no podrá hacer que México ingrese al primer mundo como un país de de leyes.
En nuestras manos está este 5 de junio empezar a cambiar el nuevo rostro de Veracruz, para que todos los delincuentes sean tratados por igual;  Y seamos nosotros los que decidamos si queremos que sean otros países los que detengan a los funcionarios y exfuncionarios mexicanos que han hundido a sus pueblos; o elegimos correctamente a un gobernador comprometidos con su pueblo y nos devuelva la confianza que solo existe para todos un Estado de Derecho.

Y que los delincuentes serán tratados por igual.