Domingo de Resurrección

28 marzo 2016 | 15:04 hrs |

Por Gilberto Haaz Diez

*De Mario Benedetti. “Se despidieron y en el adiós ya estaba la despedida”.
Camelot.

Escrito en Domingo de Resurrección, para lunes de ahí empezamos la semana. Hay calor de 28 grados. Las ciudades veracruzanas registraron turismo avasallador, diría un cursi clásico. No hubo playas veracruzanas donde no llegaran chilangos, poblanos o tlaxcaltecas. Aunque lamentablemente con algunos ahogados, nuestros ríos y a veces nuestras playas no perdonan. Vivo en un Pueblo Mágico, Orizaba, situada entre Puebla-Córdoba y Veracruz. Comunicada por una autopista malísima, cara y mala, llena de baches y que, cuando se ponen las constructoras a hacer obras, los atrasos son de más de 4 horas, algunas veces. Tienen, además, aunque lo niegue su gerente en Fortín, un tal Olguín, los baños más apestosos y descuidados del universo. Debía ir este santo señor a uno de los cines de Cinepolis, ahí se daría cuenta de cómo deben ser los baños para el público asistente. En Capufe las cuotas son altísimas y sus baños muy apestosos. Más ahora que los remodelan y en la de Cuitláhuac y otro de Paso del Toro, han puesto baños emergentes, como los que les ponen a las constructoras, un poquito más decentes, pero por ahí van, pero de que apestan apestan. En Cinepolis de los hermanos Ramírez, no solo los tienen rechinando de limpios, los empleados a cada rato pasan a la limpieza.

 

EN EL MUNDO DE ESPAÑA
Leo ahora en El Mundo de España, el otro señero diario que, junto a la Vanguardia de Barcelona -donde vive y habita y casa en matrimonio a los paisanos, el Cónsul de México, el exgobernador Fidel Herrera Beltrán-, que unos días, antes del Mundial de Argentina, a Johan Cruyff le entraron a robar en su casa. “Alguien entró en mi piso de Barcelona y me puso un rifle en la cabeza”, relató el propio Johan en Catalunya Radio. “Me ataron y a mi mujer también”, detalló el hombre que había revolucionado el fútbol de la mano de Rinus Michels. Habían pasado tres décadas y al fin podía hablar sobre lo sucedido. “La policía escoltaba a mis hijos hasta el colegio y también tuve vigilancia privada durante unos cuantos meses. Y llega un momento que dices basta. Hay momentos en que hay otros valores en la vida”. Instantes decisivos que le apartaron de aquella final en el Monumental de Buenos Aires y aquel terrible gol a trompicones de Mario Kempes. Los rufianes, quizá sin querer, le hicieron el favor a Argentina y a la horrible Dictadura Militar del Che Videla, para coronarse campeones. Cuando llegaron a la cárcel, les dieron una paliza de su tamaño. Ellos dijeron: “Jamás le hubiéramos hecho daño. Era una leyenda”.

 

ESE NECIO DE MARIA
El rufián que aparece como directivo de la Federación Mexicana de Futbol, Decio de María, quiere quitar un grito de guerra de la afición mexicana. Que ha traspasado fronteras y que en el pasado Mundial sirvió de ejemplo, pues otros países ya lo utilizan para amedrentar al rival. Es el clásico grito de “Ehhhhh…. Putoooo”, que se patentó para el bien de la humanidad y que, para nuestra desgracia, no fue un alvaradeño el inventor, debió haber sido un chilango anónimo. Si este martes planeas asistir al Estadio Azteca y tienes lista la garganta para gritar en cada ocasión que venga un despeje del portero de Canadá, te tenemos la mala noticia de que la FMF busca que esto no se haga (pero no le hagan caso, griten a todo pulmón). El Presidente del organismo rector del futbol mexicano Decio de María pide erradicar el ‘Eeeeh, putoooo’ de los juegos del TRI, ya que ha traído problemas administrativos al considerarlo ofensivo y se tiene lista una campaña para hacer conciencia en la afición. Dijo el muy mamila: “Si bien es un grito de júbilo, hay gente que no le gusta. Mientras haya personas que no le gusta creo que todos nos debemos de alinear para evitar este tipo de situaciones. Esperemos nos pueda apoyar en esta misión para erradicar este grito e inventar otro nuevo”, reveló en el Aeropuerto, recién llegado de Canadá. Mándenlo por un tubo y, si pueden, salúdenlo a él con un grito así: “Deciooooo…. Uuuutttooooo”.

 

CAMPA CIFRIAN EN TIERRA BLANCA
Leo en la Crónica de Tierra Blanca, y he visto el caminar serio y firme de Roberto Campa Cifrián, el responsable subsecretario de Derechos Humanos de la Segob. Un día de esos malos, nebulosos, en Tierra Blanca la policía estatal desapareció a cinco jóvenes que entregaron a un Cártel y estos los liquidaron y desaparecieron. Desde ese pasado 11 de enero, cuando se desviaron a tomar sus alimentos y no volverse a saber de ellos, el pueblo ha sido llamado El Ayotzinapa de Veracruz. Los padres no han partido, vigilan como un santuario el sitio donde los levantaron. Estos días santos, de Domingo de Ramos, de Gloria, de Resurrección, de cuando el Señor Jesucristo fue crucificado, seguro les supieron agrios, lastimosos, de duelo; la gente, el pueblo, ha estado con ellos y Campa Cifrián, que ha hecho lo imposible porque se aclare todo, ha cumplido con visitarles cada que puede y debe. Las autoridades localizaron en el Municipio de Tlalixcoyan los restos que están vinculados a dos de las víctimas, uno de ellos, el óseo, que corresponde a Bernardo Benítez Arroniz.

Además han sido detenidos ocho policías estatales y cinco presuntos integrantes del Cártel Jalisco Nueva Generación. Anunció Campa que hasta ahora los familiares de los desaparecidos han sido apoyados para su estancia en Tierra Blanca. “Comentamos con la CEAV y con el Pro (el Centro de Derechos Humanos Agustín Pro Juárez), que tienen unas semanas trabajando con ellos, que vamos a comenzar a trabajar en un plan integral de atención a víctimas. Éste será presentado por nosotros al Pro en los próximos días y una vez que estemos de acuerdo será presentado a los familiares, y esto son todos los derechos que por ley les corresponde”. Que Dios los tenga en su Santa Gloria, en estos Días Santos. Y que descansen en paz.

 

Visítenos: www.gilbertohaazdiez.com