Dios y el futbol

25 julio 2017 | 8:25 hrs | Gilberto Haaz Diez

*Los dioses no tienen piedad, por eso son dioses”.Camelot

Una ma√Īana que Dios estaba aburrido de que no ve√≠a buen futbol en el mundo, levant√≥ el dedo y apunt√≥ hacia la tierra y nacieron Leonel Messi y Cristiano Ronaldo. Esa generaci√≥n ya no se aburrir√≠a. Ver√≠an otros olimpos de bendecidos futbolistas. Luego, en la geograf√≠a de su mirada bondadosa volte√≥ a M√©xico y vio a un pueblo sufrido y aguantador deportivamente,¬† entonces, con su dedo apunt√≥ y cre√≥ a la Selecci√≥n Mexicana, conocidos en un tiempo como los ratones verdes. No iban a ser como las selecciones holandesas o alemanas o argentinas, porque, para compensarlo, puso a unos in√ļtiles de directivos: Decio de Mar√≠a, Justino Compe√°n y Guillermo Cant√ļ. Entonces, Dios se veng√≥ un poco de nosotros, sin que nada le hubi√©ramos hecho. Dios perdona, pero a veces hay que darle la raz√≥n a Nietzsche cuando dijo que se lavaba las manos despu√©s de haber estado en contacto con algunos creyentes hip√≥critas. Anoche, a los que somos fan√°ticos del f√ļtbol y vemos a la selecci√≥n cada que juega, les vimos caer casi como siempre ocurre. El f√ļtbol es un asunto de Estado, si ganan, el √Āngel de la Independencia florece y se olvidan de los problemas de socavones y duartes, si pierden, como ocurre muchas veces, se marchita el monumento a la Victoria Alada y es un √Āngel llor√≥n, que mucho debe sufrir su creador, el afamado arquitecto Antonio Rivas Mercado, que desde el cielo ve esas cosas de decadencia. No tenemos salida. Los expertos, Jos√© Ram√≥n, Faitelsson, G√≥mez Junco y otros, se√Īalan que nuestro mal est√° en los federativos, que han permitido que alineen a muchos extranjeros malos, y sin dar oportunidad a los j√≥venes, que jam√°s juegan. Y de vez en cuando sale uno bueno y eso es m√°s por clubes como Pachuca y Chivas, que conf√≠an en sus canteras. El mal de males est√° en los federativos, los presidentes y due√Īos de clubes solo se dedican a ver ganar su dinero y a cuidar a sus patrocinadores y, quienes mandan, las televisoras, son las que hacen y deshacen. Es muy cierto que ese entrenador maleta debe irse, hay mexicanos que saben c√≥mo dirigir, pero el contubernio del in√ļtil Decio con Juan Carlos Osorio es como el de Pe√Īa Nieto con su secretario de Comunicaciones, el otro in√ļtil, Gerardo Ruiz Esparza, que la revista Proceso del gran Julio Scherer le dedic√≥ una andanada de sus tranzas. No s√© qu√© vaya a ocurrir.

 RETORNO HUMILLADOS

¬†Los mexicanos al grito sin gol, regresan humillados. Qui√©n sabe si sea el ambiente del club, porque bien lo dec√≠a Alfredo DI Stefano, cuando un reportero le pregunt√≥ qu√© era lo m√°s importante de un equipo: ¬ęEs el vestuario¬Ľ, respondi√≥ la Saeta Rubia. ¬ęComo haya dos grupitos, o haya quien se lleve mal, eso fracasa siempre¬Ľ. Chicharito Hern√°ndez, ayer despu√©s del descalabro tuite√≥ que todos somos responsables. ¬°Ah ching√°! Yo no, yo no me siento responsable, lo √ļnico que hago es emocionarme y apoltronarme en un reposet o verlos en vivo, cuando puedo pensar que estos ratones pasar√°n las aduanas y los muros en los circuitos profesionales. Otra √≥ptica puede ser no emocionarnos, ‚ÄėQue no haya ilusos para que no haya desilusionados‚Äô, dijo el panista G√≥mez Mor√≠n. Quiz√° cada que se pueda y jueguen los mexicanos, habr√° que meter la cabeza al agua fr√≠a y pensar que hasta all√≠ llegamos, como nos ha ocurrido desde que tenemos uso de raz√≥n y, en cada Mundial, ¬†jam√°s llegamos al salado Quinto Juego, cuando pa√≠ses menores en futbol, Estados Unidos y Costa Rica, ya lo han hecho. Alguna vez M√©xico tuvo un Comisionado en tiempo del presidente Echeverr√≠a, me imagino que en su Gabinete grit√≥ qui√©n sabe de futbol y Gustavo Petriccioli levant√≥ la mano y naci√≥ un Comisionado que, como el Orfis, no sirvi√≥ para nada. Adem√°s, la FIFA es un nicho de hampones que ¬†solo ven por su bienestar, no por algo el FBI tiene a varios en el tambo y el anterior presidente, Joseph Blatter, fue perdonado, me imagino que por su edad, no cay√≥ a la c√°rcel porque Dios le habr√° dado su salvoconducto. La FIFA no permite que los gobiernos metan las narices, el pastel es solo de ellos. Alguna vez tambi√©n, no recuerdo si con √Āvila Camacho, t√≠o de Manolo, se prohibi√≥ tantos extranjeros. Ahora en Espa√Īa cay√≥ un grande, el presidente de la federaci√≥n espa√Īola anda en la c√°rcel por l√≠os de los dineros. En M√©xico, jam√°s veremos caer a Decio de Mar√≠a, primero se abre la tierra y nos devora, hay un contubernio grande. El Che Mennoti lo dijo alguna vez: ‚ÄúEl futbol son tres cosas: tiempo, espacio y enga√Īo‚ÄĚ. En nuestra selecci√≥n, no les vemos ninguna. Solo derrotas.

Visítenos: www.gilbertohaazdiez.com

*Esta es opinión personal del columnista