Deutsche Bank estudia una fusión con Commerzbank

La prensa desvela contactos entre los dirigentes de la entidad, autoridades e inversores para sondear la conveniencia de la operación

9 junio 2018 | 16:35 hrs | Dirigentes Digital

Tras descartar hace dos años una posible fusión entre dos de los mayores bancos alemanes, todo parece indicar que la cúpula dirigente de Deutsche Bank, el principal banco del país y el decimoséptimo a nivel mundial, vuelve a plantearse la posibilidad de unir fuerzas con Commerzbank, que es la tercera mayor entidad de Alemania y la número 54 del mundo.

Así lo indica la agencia financiera Bloomberg, que ha publicado este viernes que el presidente del Consejo de Supervisión de Deutsche Bank, Paul Achleitner, ya ha sondeado la opinión de accionistas, inversores y autoridades del gobierno germano acerca de una posible concentración bancaria en el país.

Bloomberg ha precisado que todavía no se han producido negociaciones formales entre ambas entidades, apuntando a que no se espera ninguna decisión inminente. Sin embargo, la agencia señala que la ronda de contactos de Achleitner busca medir el clima de opinión de cara a un posible acuerdo en el futuro.

Por su parte, Commerzbank y el Ministerio de Finanzas alemán no han querido comentar estas informaciones, en tanto que Deutsche Bank ha destacado que están implicados en su proceso de búsqueda de nuevas vías de crecimiento, tras descartar la creación de un gran banco global de inversión.

Ambas entidades ya mantuvieron negociaciones en 2016, que concluyeron sin acuerdo, motivando que los dos bancos iniciasen procesos de reestructuración por separado. Commerzbank, que cuenta con el Estado germano como mayor accionista con un 15% de su capital, tuvo que anunciar más de 9.600 despidos hasta 2020 y se ha centrado en financiación comercial, un segmento en el que acapara un tercio de la cuota de mercado en Alemania.

Deutsche Bank, por su parte, tiene al conglomerado chino HNA como principal accionista, con un 8,8% de sus títulos, aunque no se descarta que esta participación termine siendo vendida en el proceso de desinversiones internacionales que está realizando el grupo asiático.

Además, Deutsche Bank lleva presentando pérdidas anuales desde 2015 y sus acciones mantienen un precio relativamente bajo en bolsa, un fenómeno que podría lastrar las posibilidades de una posible fusión con Commerzbank, ya que tendría que afrontar una ampliación de capital para no verse diluida en la operación.

Notas relacionadas