Detienen a otro sospechoso de asesinato de estudiantes de cine en Jalisco

La Fiscalía informó que los cuerpos fueron hallados en la finca La Cabaña, en Tonalá

Foto: Web.
10 mayo 2018 | 8:58 hrs | Excélsior | Las más vistas

Ciudad de México.- El secretario de Gobernación, Alfonso Navarrete Prida, confirmó la captura de un sujeto más que probablemente esté implicado en el homicidio de los tres estudiantes de cine en Jalisco que desaparecieron el pasado 19 de marzo.

A través de su cuenta de Twitter, el funcionario reconoció el trabajo de la Policía Federal, de la Fiscalía de Jalisco y de la Secretaría de Seguridad del Estado de México que permitió ubicar y detener a un sospechoso más de este homicidio.

El pasado 23 de abril, la Fiscalía local informó que los cuerpos hallados en una finca La Cabaña, en Tonalá, Jalisco, se encontraron los cuerpos disueltos en ácido de Javier Salomón Aceves Gastelúm, Daniel Díaz y Marco Ávalos.

Ese mismo día, las autoridades anunciaron la detención de Gerardo “N” y Omar “N”, por su probable participación en el asesinato.

Foto: Web.

“Las investigaciones nos han llevado a la detención de dos personas: Gerardo “N” y Omar “N” por su probable participación en los hechos quienes ya fueron vinculados a proceso”, comentó Raúl Sánchez, fiscal general de Jalisco”, indicaron.

Además, días antes Enedina “N”, tía de Salomón y propietaria de la finca, fue vinculada a proceso por la administración de negocios de masajes donde se ejercía prostitución y por su vínculo con un líder criminal.

Los estudiantes acudieron a la finca La Cabaña precisamente porque la tía de Salomón se las consiguió. Los tres quedaron en medio de una pugna entre el Cártel Jalisco Nueva Generación y el Cártel Nueva Plaza.

Entre los sujetos que recibieron vinculación a proceso y como medida cautelar dos años de prisión, mientras sigue abierto el juicio por la ejecución de tres estudiantes de cine, está Omar “N”, alias QBA, quien confesó a las autoridades pertenecer al Cártel Jalisco Nueva Generación y dedicarse dentro de la célula a desintegrar cadáveres, por lo que fue el encargado de colocar los cuerpos de los muchachos en bidones con ácido.