Deslucida victoria del TRI en Las Vegas; gana 1-0 a Islandia

México inicia el 2017 con triunfo sobre los Vikingos en su encuentro amistoso

Foto: web.
9 febrero 2017 | 8:57 hrs | Agencias

Pese a que Islandia jugó con un equipo “C”, la Selección Mexicana venció sólo 1-0 a los Vikingos gracias a un gol de Alan Pulido en el partido que se jugó en el Sam Boyd Stadium de Las Vegas.

México comenzó dominando los primeros minutos del encuentro, logrando pisar el área rival; sin embargo, no lograban poner en aprietos a la defensa contraria ya que el balón se iba desviado de la portería.

Poco a poco, el Tri mostraba su supremacía en la cancha ya que Giovani dos Santos llegaba por las bandas para mandar centros que la zaga de Islandia rechazaba.

La insistencia del equipo comandado por Juan Carlos Osorio vio resultados al 20′ cuando Gio, en tiro de esquina, mandó un centro que remató Pulido y así venció al cancerbero vikingo.

El cuadro mexicano continuaba con el pleno dominio del partido y al 25′ Rafa Márquez tuvo el segundo tanto; sin embargo, su remate de cabeza fue desviado por la defensa, el rebote le quedó a Araujo, quien mandó un disparo que se fue por un costado de la cabaña.

En la recta final de la primera mitad, Islandia intentó pisar el área mexicana, pero se encontraba con una auténtica muralla comandada por el Káiser y por Alanís, quienes no permitían que el esférico llegara a Talavera.

Para el segundo tiempo, el encuentro continuó justo como el primero, México tenía el dominio de las acciones, mientras los Vikingos intentaban salir a buscar el tanto que les diera el empate.

Al 63′ el Tri tuvo otra oportunidad de gol cuando López mandó un centro que Lozano remató, pero al mandar un balón con poca potencia le dejó un ‘regalito’ al arquero.

Ya era el minuto 74 cuando al Tricolor se le volvió a presentar una nueva oportunidad de gol con un disparo de López que se fue por arriba del marco de Islandia.

En el 83′ Hirving Lozano tenía el gol, pero al no lograr conectar de manera adecuada el balón, mandó su remate por un costado del arco rival.

La intensidad del juego bajó en los minutos finales, ya no hubo más jugadas que pusieran en aprietos a las defensas, esto continuó hasta que el árbitro silbó el final del encuentro.