“Desde la memoria” apela a los recuerdos de la vida

El colectivo Spaciocero Arte Escénico Contemporáneo cerró 2017 en el Centro Recreativo Xalapeño con el estreno de la coreografía

Foto: Noreste
14 diciembre 2017 | 10:46 hrs | Ana Martina Ortiz León | Arte y Cultura

Xalapa, Ver. El colectivo Spaciocero Arte Escénico Contemporáneo cerró 2017 en el Centro Recreativo Xalapeño con el estreno de la coreografía Desde la memoria, propuesta y dirigida por Pedro García.

“La pieza apela a la parte de hacer presentes los recuerdos que generan memoria y que nos van construyendo la vida al provocarnos emociones y sensaciones: tristeza, alegría, enojo o molestia”, aseguró el director de Spaciocero Arte Escénico Contemporáneo.

Foto: Noreste

Los seis bailarines, miembros también de los colectivos Semilla y La Polaquera, juegan, se empujan, forman una escalera con banquitos de madera, se abrazan y vuelan. Son recuerdos de la infancia, la adolescencia y la juventud que ahora experimentan.

“Yo traje a la escena varios momentos que viví en el extranjero, esos momentos en que estás solo y no hay alguien más y piensas ‘si me muero ahora nadie me va a rescatar, nadie sabe de dónde soy y a ver si encuentran mis documentos’. Recurrí mucho a esos momentos muy personales que viví en Holanda y en Barcelona”, comentó la bailarina Nandy Luna.

Foto: Noreste

Desde la memoria dura casi una hora. Los ensayos previos se extendieron por cinco meses. “Fue un poco nostálgico y también divertido hacer un viaje por lo que hemos vivido; lo más interesante fue compartirlo con los otros compañeros. Fue un proceso bastante diverso con altas y bajas, pero al final se remiten al cuerpo. Es un viaje al pasado pero también al aquí y al ahora. Fue muy vivencial”.

Además de Nandy Luna, los otros cinco intérpretes son: Karen Miranda, Jaina Campos, Edna Arcos, David Sotelo y Rogelio Arrañaga. Pablo Flores, Mario Aguilera e Ixciuh Espinosa se encargaron –respectivamente– del diseño sonoro y la imagen, así como de la promoción y la difusión.

Foto: Noreste

Después de esta corta temporada de dos funciones, Pedro García y los bailarines tienen planeado continuar las presentaciones el próximo año.

“Esto dependerá de cuestiones administrativas e institucionales, por lo pronto la idea es tener registro y de ahí empezar a promoverla en varios espacios ya sea de aquí o de fuera de Xalapa. Muchas veces es más fácil insertarla en otras ciudades que aquí en Xalapa”.