Desalojan del puente de Nuevo Laredo a solicitantes de asilo retornados de EU

El desalojo se produjo poco antes de que se revelara que el gobierno mexicano estaba enviando a la frontera sur a los solicitantes de asilo en Estados Unidos

FOTO: ESPECIAL /CUARTOSCURO.COM
17 agosto 2019 | 14:07 hrs | Agencias | Nacional

 Nuevo Laredo, Tamaulipas.- El Puente I de Nuevo Laredo, en Tamaulipas, donde esperan los migrantes retornados de Estados Unidos tras pedir asilo, quedó vacío, luego de que decenas de solicitantes de refugio que tienen cita con un juez en los próximos meses quedaron abandonados. Muchos optaron por caminar hacia la central de autobuses, ubicada a tres kilómetros del lugar, para tomar un transporte a Monterrey, Nuevo Léon. Temen por su integridad debido a la situación de inseguridad que existe en el estado.

“Nos sacaron con engaños, nos dijeron que nos iban a ayudar en los albergues y no fue así, el refugio de indigentes nos cerraron las puertas y nos dijeron que estaba lleno. Pedimos ayuda a la Policía”, dijo Samuel Arellano, migrante originario de Honduras, en declaraciones al diario La Mañana de Nuevo Laredo.

El hombre formaba parte de un grupo de unas 80 personas que fueron escoltadas por la Policía municipal hasta la estación para que abandonaran Nuevo Laredo. Realizaron el trayecto a pie y solicitaron apoyo a los agentes para evitar problemas con el crimen organizado.

Los migrantes aseguran que agentes del Instituto Nacional de Migración (INM) les dijeron que ya no habrá transporte para abandonar Tamaulipas, sin embargo, fuentes de la Secretaría de Relaciones Exteriores lo negaron y aseguraron que los autobuses con destino a Chiapas seguirán operando.

El Puente I de Nuevo Laredo, en Tamaulipas, donde esperan los migrantes retornados de Estados Unidos tras pedir asilo, quedó vacío, luego de que decenas de solicitantes de refugio que tienen cita con un juez en los próximos meses quedaron abandonados. Muchos optaron por caminar hacia la central de autobuses, ubicada a tres kilómetros del lugar, para tomar un transporte a Monterrey, Nuevo Léon. Temen por su integridad debido a la situación de inseguridad que existe en el estado.

Foto: CC BY

“Nos sacaron con engaños, nos dijeron que nos iban a ayudar en los albergues y no fue así, el refugio de indigentes nos cerraron las puertas y nos dijeron que estaba lleno. Pedimos ayuda a la Policía”, dijo Samuel Arellano, migrante originario de Honduras, en declaraciones al diario La Mañana de Nuevo Laredo.

El hombre formaba parte de un grupo de unas 80 personas que fueron escoltadas por la Policía municipal hasta la estación para que abandonaran Nuevo Laredo. Realizaron el trayecto a pie y solicitaron apoyo a los agentes para evitar problemas con el crimen organizado.

Los migrantes aseguran que agentes del Instituto Nacional de Migración (INM) les dijeron que ya no habrá transporte para abandonar Tamaulipas, sin embargo, fuentes de la Secretaría de Relaciones Exteriores lo negaron y aseguraron que los autobuses con destino a Chiapas seguirán operando.

 

 

Fuente: Animal Político