Desabasto de vacuna contra el sarampión en cuatro estados de la República Mexicana

El gobierno mexicano aprobó la adquisición de 3.8 millones de vacunas, pero estarán disponibles a más tardar hasta diciembre

Foto: noticierosgrem.com.mx
13 agosto 2019 | 15:53 hrs | Infobae | Nacional


México.- En estados como Guanajuato, Querétaro, Durango y Guerrero la problemática relacionada con el sarampión se ha visto agravada debido a que en esas demarcaciones se ha registrado el desabasto de vacunas para tratar la enfermedad.

Esa es la situación según el director del Centro Nacional de Programas Preventivos y Control de Enfermedades (Cenaprece), Ruy López. No obstante, descartó que haya un riesgo de brote, pues para que esto suceda tiene que haber por lo menos 300 mil personas sin vacuna y en México, las personas que no cuentan con la protección están por debajo de esa cifra.

Foto: Especial.

En el sentido de cuándo se podría solventar el problema, López informó el sábado que el gobierno mexicano aprobó la adquisición de 3.8 millones de vacunas, pero estarán disponibles a más tardar hasta diciembre.

Se aclaró que la compra de las vacunas doble y triple viral se realizó a la firma paraestatal Laboratorios Biológicos y Reactivos de México (Birmex), la cual no las produce pero sí las compra, importa y distribuye. Así, según el titular de la Cenaprece, “la idea es que, en el peor de los casos, van a estar llegando hasta diciembre”.

La vacuna tripe viral es la que sel aplica a los niños con el fin de prevenir el sarampión, la rubeola y la parotiditis (paperas). La primera dosis se aplica en bebés de una años de edad y la segunda se debe administrar cuando cumple seis meses. Con la vacuna doble viral se previene el sarampión y la rubeola y se aplica a los 10 años.

Por otra parte, López también mencionó que de las 14 vacunas que se tienen en el esquema, una parte muy importante la cubre la hexavalente, misma que se incorporó al sistema de salud pública en febrero y para la cual se cuenta con un contrato multianual que está en curso actualmente.

Sin riesgo de epidemia

Aunque se han detectado seis casos importados de sarampión en lo que va del año, en México no existe un riego de epidemia de la enfermedad. “No vamos a decir que el riego es nulo, pero no estamos en una situación de alarma”, dijo Ruy López.

En las evaluaciones realizadas a las personas que han estado en contacto con alguno de los seis casos de sarampión, en promedio, han identificado una cobertura de vacunación del 95%, por lo que es complicado que la propagación se incremente.

“En México los he hemos buscado, evaluado y no hemos identificado grupos serios, grandes, importantes, impulsando una corriente antivacunas. De todas formas es muy importante reforzar. México tradicionalmente ha tenido un plan muy sólido de vacunación”, mencionó el funcionario.

De acuerdo con una investigación de Animal Político, durante todo el 2018 en México no hubo vacunas contra esta enfermedad, por lo que más de 770.000 niños no recibieron la protección que les correspondía en el año pasado.

Por esa razón, el subsecretario de Prevención y Promoción de la Salud, Hugo López-Gatell, había puesto una denuncia ante el Órgano Interno de Control de la secretaría y cuyo objetivo era investigar quiénes eran los responsables del desabasto durante ese periodo.

Foto: larazon.co

Actualmente, la problemática del sarampión es mundial. De acuerdo con datos de la Organización Mundial de la Salud, durante el primer semestre del 2019 se han registrado más casos de sarampión que en cualquier año desde 2006 y además, el avance de esta enfermedad se ha dado debido a una caída mundial de la cobertura vacunal.

El aumento más notorio de casos se ha producido en África donde se han multiplicado por diez desde el año pasado. La situación también ha empeorado en la región europea, pues se han contabilizado cerca de 90.000 casos en este año.

Según la doctora y académica de la UNAM Guadalupe Soto Estrada, el sarampión “no es una enfermedad que se pueda tomar a la ligera, porque es grave, afecta principalmente a los niños y les puede causar secuelas de por vida y hasta la muerte”.

Con información de Infobae