Desabasto agravaría VIH en Veracruz

AUNQUE EN Veracruz –como en todo el País- no se le ha dado la importancia que amerita, los enfermos de Sida podrían  convertirse en un verdadero problema social

Foto: Web
13 mayo 2019 | 8:49 hrs | Carlos Jesús Rodríguez | Carlos Jesús Rodríguez
  • Sin retrovirales Sida sería “epidemia”
  • Prefieren regalar dinero a comprarlos

Por Carlos Jesús Rodríguez

AUNQUE EN Veracruz –como en todo el País- no se le ha dado la importancia que amerita, los enfermos de Sida podrían  convertirse en un verdadero problema social de persistir le escases de retrovirales que permiten contener el Virus de Inmunodeficiencia Humana (VIH), antecedente para desarrollas una enfermedad que se había venido controlando, pero que por la afamada “austeridad republicana” que tiende a “pobreza franciscana”, muchos programas que requieren atención especial –como este- están siendo ignorados a pesar de que en caso de no atenderse se pone en juego la vida de seres humanos, aunque el Presidente Andrés Manuel López Obrador se ufana por otra parte que a la fecha, de una meta de 22 millones de beneficiarios, ha entregado apoyos a 14 millones de personas, de las cuales casi la mitad son adultos mayores que reciben cada bimestre 2 mil 550 pesos. No es secreto que en Veracruz son casi 10 mil personas que reciben –o recibían a tiempo- los retrovirales para contener el VIH, aunque la cifra negra indica que podrían ser entre 22 mil y 25 mil quienes lo padecen sin siquiera imaginarlo, lo que constituye un riesgo de salud para las personas con quienes mantienen relaciones sexuales, ya que, invariablemente serían víctimas de contagio. De acuerdo al estudio de la Secretaría de Salud, las tres ciudades con más pacientes con VIH/Sida en el Estado son Xalapa, Veracruz y Coatzacoalcos, aunque también, aunque en menor nivel en Córdoba y algunos municipios de la cuenca del Papaloapan. Lo grave es que al menos el 45 por ciento de los casos en la Entidad se diagnostican de manera tardía. Por ello, quienes llevan una vida de promiscuidad descuidando la protección debida en sus relaciones deben realizarse una prueba por lo menos una vez al año, ya que la mayoría de los contagios se realiza por contacto sexual, aunque, insistimos, lo peor es que el Estado, por una política de obsesivo ahorro para seguir regalando el dinero, está descuidando la compra de medicamentos, incurriendo en iguales vicios que el nefasto ex Gobernador Javier Duarte de Ochoa.

Foto: Web

Y ES que quienes reciben el tratamiento para contrarrestar el VIH pueden tener una esperanza de vida de hasta 75 años, sin embargo, suspenderlo implica complicaciones difíciles de controlar. Solo en Xalapa, de acuerdo a informes oficiales, se detectan 30 nuevos casos al año, aunque el número puede ser mayor en zonas portuarias, ya que de cada 100 pruebas, aproximadamente, 12 son positivas. En la capital del Estado se atienen a 1 mil 500 personas con VIH a quienes se les otorgaba medicamento puntual, lo que ya no está sucediendo, y esto implica un verdadero riesgo para esos pacientes, ya que los costos en la medicina privada son muy elevados. Es lamentable, pero desde que asumió funciones en actual Gobierno Estatal hay un grave desabasto de retrovirales que, a nivel Nacional, pone en riesgo a más de 97 mil personas que tienen el VIH,  a pesar de que la Secretaría de Salud Federal (responsable de las compras) aseguró que estaba garantizada la entrega de los medicamentos. En Veracruz, por lo pronto, al corte del 10 de Abril presenta desabasto de ocho antirretrovirales y las reservas de otros siete muestran existencia únicamente para un mes, y entre los afectados hay temor por el anuncio de usar algunos simplificados cuyos resultados no está comprobado sean iguales, esto en aras de seguir ahorrando dinero. Dicen organizaciones como: Tan Raro Como los Demás; Coatza Vihve, Grupo Multi VIH-ITS, así como el Instituto Municipal de las Mujeres de Xalapa que nunca había sucedido una situación como la que se está viviendo ahora, lo cual pone en peligro la salud y la vida de casi 97 mil personas que tienen VIH en todo el País, los cuales son atendidos en el seguro popular. Y es que la falta de medicamentos ocurre desde hace un mes, y en Veracruz ya lo están sufriendo desde que arrancó esta administración, todo ello provocado por el cambio de sistema de compras por parte del gobierno Federal, ya que antes las adquisiciones las hacía directamente la Secretaría de Salud pero ahora, el Presidente Andrés Manuel López Obrador decidió que las hiciera directamente la Secretaría de Hacienda.

Foto: Web.

POR LO pronto, se quiera o no aceptar, 97 mil pacientes de VIH que se atienden en el Seguro Popular en todo el País y más de 10 mil en Veracruz están a un paso de agravar su salud debido a que la Secretaría de Hacienda de nueva cuenta detuvo la compra de antirretrovirales, aun cuando el presidente López Obrador ya ordenó liberar el recurso económico, además de que la Secretaría de Salud del gobierno Federal hizo cambios en los esquemas de atención a los pacientes con VIH/Sida, por lo que el caso ya está en la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH). La inacción del gobierno Federal en este tema, pone en riesgo la vida de las personas que tienen el servicio médico en el Seguro Popular, y que enfrentan la tardanza en el surtimiento del medicamento y en la misma atención médica, de hecho, el Movimiento Nacional por la Lucha Contra el VIH/Sida y Vocales de la Sociedad Civil del Conasida, a través de un comunicado reitera su rechazo a la forma en la que el gobierno federal trata ese tema.

Foto: Web.

SOLO EN el Estado, en lo que va del año no se ha comprado ningún medicamento, y de acuerdo a Censida, desde el 10 de Abril en el almacén de la Secretaría de Salud sólo se tenía cinco de las 39 claves de medicamentos en existencia. En el Capasits de Coatzacoalcos –una de las ciudades mayormente afectadas- tenían ocho claves en desabasto, Poza Rica, tres;  Río Blanco, dos; Veracruz Puerto, siete y Xalapa, cinco. De acuerdo a expertos, suspender los tratamientos implica que virus desarrolle resistencia a medicamentos anteriores, y cuando las personas vuelven a tomarlos repercutirá en términos económicos. Según Censida, los medicamentos adquiridos por licitación se encuentran cubiertos hasta principios de junio próximo, y en el caso de los de patente se cuenta con un abasto suficiente para atender la demanda hasta principios de Mayo, pero se espera que antes de que termine mes se inicie la primera entrega de antirretrovirales adquiridos por adjudicación directa que aún no se ven.

SIN DUDA, ni el Gobierno Federal ni el Estatal que en todo imita a la Federación podrán evadir su responsabilidad en caso de un agravamiento del problema que arroje muertes prematuras, todo por no destinar recursos que ahí están, y que prefieren regalar en una acción clientelar que les permita asegurar los votos en futuras elecciones, desdeñando la vida de quienes ahora, realmente, necesitan de todo el apoyo para salvar la existencia o al menos prolongarla con cierta calidad. Así de simple. OPINA carjesus30@hotmail.com

 

 

Esta es opinión personal del columnista