Depresión, más que tristeza

12 abril 2015 | 9:09 hrs | Andrea Galicia | Poza Rica

POZA RICA.- De no atenderse a tiempo, la depresión puede provocar que quien la padece desarrolle una personalidad maniaco depresiva – bipolaridad – e incluso una autodestructiva, considera Jasiel Melchor Hidalgo, psicólogo del Centro de Atención de Salud Integral Humanista (Cadish).

Caracterizada por ser un estado anímico en que las personas muestran sentimientos de ira, tristeza y frustración, la depresión suele presentarse por diversas causas, siendo la más común la pérdida de un ser cercano, llámese familiar, pareja o amigo.

«Existen infinidad de factores que pueden generar depresión, desde la pérdida de una mascota hasta cuestiones más grandes como la pérdida de un familiar; también podemos conocer depresión por la ruptura de un noviazgo o matrimonio. Algunos casos ya muy conocidos son, en las mujeres, la depresión post-parto; o el duelo de algún familiar», refiere.

De acuerdo con Melchor Hidalgo, si bien dichos factores – catalogados como sociales – son los más comunes, existe otrode tipo biológico que también puede desencadenar el trastorno en las personas y se hereda de padres a hijos.

Sobre éste, señala que el consumo de alcohol o drogas durante el embarazo se refleja en la personalidad de los descendientes.

«Puede ser también influido por cuestiones de alcoholismo que se transmiten de la madre al hijo, o algunas cuestiones de drogadicción cuando son afectaciones biológicas», alude.

Síntomas depresivos
Entre los síntomas que el Manual Diagnóstico y Estadístico de los Trastornos Mentales, quinta edición (DSM-V), acepta como señales de trastorno depresivo, destacan la manifestación de episodios de cólera más de 3 veces por semana en distintos espacios (casa, escuela, trabajo) y la pérdida de interés en actividades que usualmente gustan realizarse.

Al respecto, Melchor Hidalgo comparte algunas características notorias en personas depresivas.

«Cuando se presenta este estado anímico regularmente la persona se aísla. Una de las características de las personas que están deprimidas es su aspecto; quien realmente está deprimido, a veces no se baña, no se peina y no se alista; para el caso de las mujeres, no se maquillan, no usan las uñas pintadas, no procuran su aspecto visual. Cuando alguien dice «estoy deprimido» y está sonriendo, lo vemos pulcro, combinado y peinadito, no está deprimido», detalla.

Dichas peculiaridades se presentan por igual en hombres y mujeres de cualquier edad.
Patologías secundarias
Una duración máxima de cuadro depresivo, menciona el psicólogo del Cadish, alcanza los 3 meses, tiempo en que regularmente se asimilan las pérdidas que lo provocan. No obstante, este período puede prolongarse y provocar patologías de mayor cuidado.

«Regularmente los tiempos depresivos son muy cortos y pueden durar hasta 3 meses, y en ese tiempo se llaman tiempos de duelo por así decirlo, como para el caso de cualquier tipo de pérdida. El proceso de duelo está caracterizado por cuadros de depresión y cuando excede este tiempo se corre el riesgo de que la persona desarrolle alguna patología y debe tenerse cuidado con eso, porque puede ser una personalidad maniaco depresiva o una personalidad con tendencias a auto lastimarse», externa.

Mientras en el caso de estas patologías y la depresión heredada, el psiquiatra determina qué tipo de terapia o medicación ha de recetarse al paciente para su atención, en aquellos con depresión por pérdida la medicación la medicación es excluida.

«Para las personas con depresión por cualquier pérdida u otro problema social, existen muchas formas de atenderla; existe la terapia racional emotiva que es muy buena y hay algunos procesos de resensibilización para que vayan volviendo a sentir, porque la depresión puede ser pasajera. Salvo las personas que presentan cuadros depresivos frecuentemente, entonces sí tendrían que buscar ayuda, preferentemente de un psicólogo y éste valorará con el psiquiatra», expresa.