Democracia con aroma de fraude

5 julio 2017 | 10:14 hrs | Ángel Álvaro Peña

Como dijera el Rey Sol en 1655, El Estado soy yo, el presidente consejero del INE, Lorenzo Córdova, pareciera decir, la Democracia soy yo.

Porque luego de los severos cuestionamientos que existen contra la autoridad electoral desde que llegó a ese cargo, se acentuaron en las elecciones del año pasado y crecieron considerablemente con los resultados dudosos del 4 de junio de este año, sobre todo en el Estado de México, el INE de ahora y el IFE de antes, carecen de certeza, que es la condición esencial de su existencia.

Ahora señala amenazante que la dependencia a su cargo está preparada para dar certeza y certidumbre al proceso electoral de 2018 y enfatizó en que quien menosprecie dicha labor, menosprecia la democracia.

Luego, se justificó al decir que “Va a venir mucha turbulencia, va a venir mucha especulación y es natural porque es una elección presidencial”, es decir sus comentarios parecieran de alguien que sólo es espectador de los comicios del próximo año y no como responsable de su realización.

Una vez que Gobernación dejó aparentemente la tarea electoral a la ciudadanía, los consejeros electorales se han encargado de regresarle esos derechos al partido en el poder.

Esta indiferencia, su irresponsabilidad ante su pasividad, lo llevan a ser cómplice no sólo de las sospechas sino de la ilegitimidad de quienes se ostentan ahora como triunfadores de una jornada electoral amañada, como la del Estado de México, de cuya coordinación el INE prefirió mantenerse al margen.

Señaló que en los preparativos hacia el próximo 1 de julio hay todavía un espacio para mejorar y, de ahí, la vocación de autocrítica y aprendizaje institucional respecto a los cuestionamientos de las reglas de operación y del trabajo de la autoridad electoral, pero no fue capaz de señalarlas ni de proponer una alternativa concreta que lleve a la credibilidad ante la población con derecho al sufragio.

Una de las características de los consejeros electorales se basa en creer que la población no entiende los mecanismos que mueven al INE, aseguran que la interpretación de las leyes electorales es una tarea imposible para simples mortales como los electores y entonces en lugar de cambiar las reglas del juego, que indiscutiblemente favorecen a los partidos en el poder, simplemente anuncian que van a explicar la tarea del INE, porque el pueblo de indios y mal educados no entiende la tarea de los semidioses del instituto.

Ante esta situación, Córdova Vianello consideró necesario desplegar una capacidad explicativa para dar a conocer a los ciudadanos “el andamiaje institucional, a fin de garantizar la imparcialidad y la certeza de las próximas elecciones en todo el país”, lo que quiere decir que como la mayoría de los mexicanos carecen de maestrías y doctorados en el extranjero, como sus 11 consejeros, pues simplemente hay que explicarnos las condiciones electorales con manzanitas y naranjas.

Por si fuera poco, la ofensa añadió que la gente ya no entiende lo que hay detrás de esa movilización electoral, que ellos tan sabiamente conducen.

Las próximas elecciones federales serán las más caras de la historia de México, debido a que podrían gastarse sólo en campañas casi dos mil 200 millones de pesos, cuando en 2012 el costo fue de mil 680 millones de pesos.

Córdova Vianello explicó que alistan los lineamientos para acotar a los aspirantes presidenciales y aclaró que dichas directrices podrían aplicarse el 8 de septiembre, cuando inicie el año electoral y no antes, para no vulnerar la libertad de expresión de los políticos. Es decir, será una sorpresa.

O sea que son secreto de Estado las reglas electorales que son la base de la democracia, entendida ésta tradicionalmente como el poder del pueblo.

Pero al consejero presidente no le interesa la repercusión de sus declaraciones y continúa como si los micrófonos y los espacios en los medios fueran también de su propiedad y así consideró que se tendrá que asumir lo que será la elección más compleja de la historia, no sólo la más grande que se realizará en el país sino la que tenga mayor turbulencia.

La bolsa que recibirán los partidos políticos para campañas federales en 2018 crecerá en alrededor de 27% con respecto a 2012, toda vez que el padrón electoral pasó de 84.4 millones en 2012, a 87.1 millones de ciudadanos inscritos.

Más de diez millones de ciudadanos serán invitados a ser funcionarios de casilla en los comicios para las 30 elecciones locales y las tres federales que se llevarán a cabo el 1 de julio del año próximo.

Para los consejeros del INE, encabezados por Córdova, sólo se acotarán las condiciones de los aspirantes presidenciales.

La falta de contacto con la realidad de los consejeros electorales que cree que la población no se da cuenta de sus nexos con los diferentes partidos políticos les mueve a convocar críticas, como el mejor medio para mejorar su trabajo. Desde luego que pidió críticas de sus similares, es decir académicos, “especialistas” en las acciones de intelectuales orgánicos y catedráticos mercenarios en busca de su año sabático.

Defendió el trabajo del INE al asegurar que las elecciones se hacen bien, se ponen las casillas, los funcionarios asisten y “quien menosprecie eso, está menospreciando la base fundamental de la democracia”, como si a eso se limitara su tarea y su responsabilidad histórica. Estamos ante un burócrata químicamente puro, que ve las elecciones como si se tratara de reparar una banqueta.

La falta de credibilidad en las autoridades electorales se generaliza, ni siquiera los miembros de los partidos favorecidos por su parcialidad hablan de certeza o confianza en el INE. PEGA Y CORRE.- Una vez que llegue el ex gobernador de Veracruz, Javier Duarte de Ochoa, a México, que podría ser en semana y media, muchos que parecieron lejos y ajenos a las consideraciones del saqueador se pondrán a temblar ante la posibilidad de ser señalados con índice de fuego. Duarte quedará a disposición del juez de Distrito Especializado en el Sistema penal Acusatorio del Centro de Justicia Penal Federal en la Ciudad de México con sede en el Reclusorio Norte, desde donde podría dar nombres que hasta el momento están ocultos tras el velo de la simulación y la impunidad…Esta columna se publica los lunes, miércoles y viernes.

Dudas y comentarios, escríbenos a:
angelalvarop@hotmail.com
Twitter @politicosad 

*Esta es opinión personal del columnista