Dejó que su pareja violara y matara a su bebé

El responsable se suicidó y la madre fue sentenciada a 44 años de prisión

Foto: Web
7 octubre 2018 | 20:06 hrs | La Policiaca | Nota Roja

Durango.- María Teresa presenció un terrible ilícito en contra de su hija y aunque se encontraba en posibilidades de impedir que se consumara ese acto, no lo quiso hacer, por lo que fue condenada a 44 años de cárcel.

La pequeña Azul perdió la vida el 7 de octubre de 2017, su padrastro Roberto Jovany Vargas Sánchez, la violó y ultimó a golpes.

Según los reportes policiacos, el 5 de octubre de dicho año la pequeña fue golpeada a patadas y con el puño por su padrastro, quien además abusó sexualmente de ella en el baño de la casa, localizada en la colonia Ignacio Manuel Zaragoza de la capital, hasta dejarla inconsciente.

Todo ocurrió en presencia de María Teresa Aguilar García, la progenitora, quien oyó todo y no hizo nada para impedir que se perpetrara ese acto.

Ese día, después de la agresión, María Teresa vio en el suelo a Azul y dijo “ya no se mueve”, entonces Jovany le pegó la niña con puntapiés. Ahorita hago que se mueva, advirtió.

Pero como la niña no reaccionó, la recogieron y trasladaron al Hospital Materno Infantil, donde los médicos tomaron la decisión de denunciar la condición de la niña, inmediatamente tras lo cual fueron arrestados por elementos de la Fiscalía e ingresados al Cereso 1 de Durango.

El 5 de octubre Azul falleció, a las 21:35 horas; solo vestía un collarín en el cuello, su cuerpo se encontraba destrozado.

El 6 de octubre, un día después de la muerte de Azul, se realizó la primera audiencia del caso, misma en la que el padrastro repetía “verdad que yo no hice eso”, cuestionando a María Teresa.

El 7 de octubre, Jovany se suicidó en el área de detenidos del Cereso 1.

Evidentemente sólo la mujer fue vinculada a proceso por los ilícitos de feminicidio y violación agravada, como coautora en comisión por omisión, y a un año de ocurridos los hechos fue sentenciada a 44 años de prisión, 30 años por el feminicidio y 14 por la violación.

María Teresa recibió dicha sentencia por medio de un Procedimiento Abreviado, lo que indica que aceptó su culpa en el feminicidio y violación de su hija Azul.

.