De la ‘casa blanca’ de Las Lomas a Odebrecht

15 agosto 2017 | 9:04 hrs | Javier Roldán Dávila

En el país de los cínicos, se presumen yates, casas, aviones…e inocencia

De nueva cuenta un medio de comunicación, ahora el diario brasileño O’Globo, pone el dedo en la llaga sobre la corrupción en la administración del gobierno de Enrique Peña Nieto, en este caso, se afirma que el ex director general de Petróleos Mexicanos, Emilio Lozoya Austin, habría recibido sobornos por diez millones de dólares, de parte del consorcio Odebrecht.

El tema parecería otra ‘raya más al tigre’, porque los señalamientos en este sentido han sido múltiples a lo largo del sexenio, lo que incluye el tema de la ‘casa banca’ de Las Lomas, asunto que marcó el declive irreversible en la credibilidad del mexiquense.

En el caso del desfalco de las finanzas del estado de Veracruz, hay sobradas razones para considerar que el gobierno federal trató de encubrir hasta lo último, al ex gobernador Javier Duarte, hasta que la presión mediática fue tal, que hubo que proceder en su contra, aunque en ocasiones, todo se percibe como un tongo.

En este sentido, la pregunta del millón es: ¿le alcanzará al PRI con postular un candidato ‘ciudadano simpatizante’ para ser competitivo en el proceso presidencial del próximo año?

Se antoja difícil, entonces modificamos el cuestionamiento: ¿será oferta de campaña de los candidatos opositores a la presidencia, plantear acciones legales en contra de Peña y algunos de sus colaboradores?

En nuestra entidad, Miguel Ángel Yunes Linares, ganó muchos votos para su causa al ofrecer meter a la cárcel a Duarte y sus cómplices, por lo tanto, no sería descabellado que la estrategia se replicara a escala nacional.

¿Tendrá conciencia el señor presidente de dónde se encuentra parado?

*Esta es opinión personal del columnista