¡Cuidado!

9 marzo 2017 | 19:48 hrs | Mario NORIEGA VILLANUEVA

Afortunadamente, ni ocurrió ni se dio aquí, pero le mensaje que manda un estudiante del CBTIS número 30 de Cerro Azul, es claro, ‘preciso y severo no solo para los maestros sino con mayor razón para los padres de familia, quienes deben estar muy atentos de lo que hacen sus hijos y principalmente, cómo utilizan las redes sociales. Sería lamentable que tuviéramos que lamentar un hecho como los muchos que se suceden en escuelas del gigante vecino, donde ya han muerto un buen número de alumnos por atentados cometidos por sus propios compañeros o por agentes externos.

Si bien lo hemos dicho y lo reafirmamos sobre todo ahora que el gobierno de la soberbia y prepotencia de los Estados Unidos, está promoviendo y provocando el odio y el rencor con las estulticias y posturas intransigentes del propio presidente Donald Trump, quien se comporta como si fuera el amo del mundo y que mantiene a todos los pueblos sojuzgados, pero eso es tema de otro comentario aparte, pero salió a colación por el hecho de Cerro Azul protagonizado por un adolescente que amenazaba : “oigan haré una masacre en el CBTIS 30 de Cerro Azul”, lo que por sí o por no, hizo a la dirección adoptar la medida de suspender clases, en prevención de que eso pudiera haberse llegado a dar.

La cosa era de veras mayor y quizá hubiese sido peor, porque decía “voy a atacar a mi profesor de especialidad, y de paso a los que me caen mal. No vengas mañana si quieres seguir viviendo. Si no lo creen ya es su problema”, o sea, no digan que no les advertí, quiso decir el adolescente por lo que avisadas las autoridades policíacas y de la Secretaría de Educación de Veracruz, procedieron a montar un operativo. Afortunadamente todo quedó en una advertencia que sin embargo, no debe echarse en saco roto, sino estar conscientes de que con la descomposición social que hay en el país y la influencia que ejercen entre los jóvenes, las películas, sobre todo estadounidenses y novelas o series de televisión, distorsionando la mente de los chamacos.

El alumno aún inexperto cometió el error de lanzar su advertencia utilizando su propia cuenta de Facebook y está perfectamente identificado, por lo que sus padres ya deben haber sido llamados por funcionarios de la SEV y de la SSP, quienes seguramente, hablarán largo y tendido con los padres y el muchacho, al que someterán a análisis psiquiátricos e integrarán su historial, no vaya a tratarse de un delincuente en potencia y todavía es hora de prevenir y conducirlo por el buen camino, haciéndolo que no se deje influenciar por aspectos negativos.

Dice el refrán y está bien dicho: más vale prevenir, que lamentar y se debe hacer hasta lo imposible por hacer que no se vuelva a repetir una situación de esta naturaleza, sería lamentable, verdaderamente lamentable. Pero además, acciones de esta naturaleza, poner en vigor operativos como el “mochila”, podría conllevar a tener escuelas seguras y libres de riesgos de esta naturaleza, que a inocentes jóvenes les cuesta la vida y al o los, según sea el caso, autor del atentado, le destruye su vida porque o la pasa huyendo, escondiéndose y a salto de mata. Es un aviso para toda la sociedad no solo para los padres, funcionarios de la SEV, maestros y los propios alumnos. Nada de esto debe ser tolerado, menos si cuesta vidas inocentes, algo que ojalá y nunca se llegue a dar, pero se requerirá que los responsables de la SEV y SSP, se pongan las pilas.
Sugerencias, críticas y comentarios: marionv8@hotmail.com
*Esta es opinión personal del columnista