¿Cuánto dinero cuesta ser mamá en México?

Tan solo en México hay alrededor de 35.2 millones de madres

Foto: Web.
12 mayo 2019 | 14:10 hrs | Debate | Economía


Si eres mamá o estás planeando serlo, seguramente te has preguntado cuánto cuesta tener un hijo en un país como México. No nos referimos al esfuerzo y la entrega que requiere, lo que es insuperable, sino a todos los gastos monetarios que implica tener un hijo.

Tan solo en México hay alrededor de 35.2 millones de madres. De ellas, aproximadamente 7 de cada 10 se encuentran casadas o unidas en pareja, mientras que el 20% son separadas, divorciadas o viudas, y alrededor del 10% restante son madres solteras, de acuerdo a datos de la Encuesta Nacional de Ocupación y Empleo (ENOE) del año 2017.

En nuestro país, ser madre tiene un costo que va de los 70 a los 80 mil pesos. Evidentemente, este monto no abarca toda la crianza de un hijo, sino un perioedo comprendido entre los nueve meses de embarazo y el parto.

Foto: Web.

Los “preparativos”, es decir, las periodicas visitas al especialista, la aplicación de ultrasonidos y revisiones, así como la adquisición de vitaminas, ácido fólico, entre otra cosas, puede ir de los 14 mil a los 60 mil pesos, de acuerdo a la Comisión Nacional para la Protección y Defensa de los Usuarios de Servicios Financieros (Condusef). El gasto puede ser mayor si se recibe atención médica privada.

El otro gasto fuerte será el del parto, y dependerá de si se trata de un parto normal o una césarea. Un parto normal cuesta entre 15 mil y 30 mil pesos, mientras que el costo asciende de 20 mil a 47 mil si se aplica cesárea.

Foto: Web

En contraste con este “presupuesto”, el panorama en relación a los salarios que perciben las madres mexicanas no es muy alentador. Una de cada cuatro madres mexicanas (24.5 %) ganan hasta un salario mínimo, el 53.3% de ellas gana entre uno y tres salarios mínimos, mientras que solamente un 14% percibe más detres salarios mínimos mensuales.

Cabe agregar que dos tercios de las madres trabajadoras no cuentan con seguro ni acceso a instituciones de salud en sus prestaciones laborales.