CTM aspira a mejores salarios automotores; en México se paga a 3 dólares la hora

Estados Unidos está solicitando que, como parte de las reglas de origen, haya un salario de 16 dólares

9 agosto 2018 | 12:42 hrs | El Economista

Las zonas de altos salarios pueden ser una vía para disminuir la brecha entre los niveles de salariales que se pagan en México respecto de Estados Unidos y Canadá en el sector automotriz. “No queremos que haya un incremento inmediato, sino aumentos salariales graduales que paguen la calidad de la mano de obra”, afirmó Javier Villarreal, secretario general de la Federación de Trabajadores de Sonora de la Confederación de Trabajadores de México (CTM).

Explicó que con Ford en Sonora han logrado grandes acuerdos, pero el tema salarial, comparado con los socios del Tratado de Libre Comercio, aún tiene que mejorarse. “hemos hecho grandes esfuerzos con la Ford y su red de proveedoras, y hemos logrado buenas prestaciones y dentro del mercado de salarios, digamos un salario de los mejores, pero nada que ver con lo comparado con EU y Canadá, la verdad es que nos llena de optimismo y esperanza que se pudiera concretar una mejora salarial”.

A su vez, José Luis Carazo, secretario de Trabajo de la CTM, comentó que por ahora la organización sindical debe revisar con todo detalle los acuerdos a los que llegue el gobierno federal dentro del Tratado de Libre Comercio, sobre todo, porque se deben medir los impactos que ello puede representar para la industria automotriz en el país.

En México se pagan alrededor de 3 dólares la hora en el sector automotriz, mientras que Estados Unidos está solicitando que, como parte de las reglas de origen, haya un salario de 16 dólares.

El que México defina un mejor salario “generaría en cadena un impacto en el mercado de los salarios mucho muy favorable. Cada año hacemos muchos esfuerzos para rebasar el tope que impone la inflación. Si esto ocurriera, lo veríamos como un aporte en el incremento del salario real”.

Actualmente, dijo Villarreal, “tanto la calidad como la mano de obra y el precio o costo tan bajo que pagan las empresas se vuelven dos atractivos para la inversión, pero queremos que el atractivo mayor sea la calidad y que a cambio de ello nos paguen salarios justos”.

En ese sentido, comentó que es “una buena noticia, no le hace que no se lograra igualarlos a 100 por ciento. si logramos 50%, estaríamos mucho mejor; si la diferencia es entre siete y 10 veces, si nos pagan el doble, estamos aún abajo, pero aquí en México sería otro mundo. Nosotros nos inclinamos entonces por un aumento gradual y no de uno de esos niveles que ciertamente se puede perder la ventaja competitiva del bajo salario”.