Crueldad

18 marzo 2017 | 19:03 hrs | Mario Noriega Villanueva

 

Nadie de los mexicanos ignora que más de la mitad de los 120 millones de habitantes de este sufrido y lacerado país, vive en la miseria o mejor dicho, sobrevive, pues sus percepciones por familia no alcanzan más allá del salario mínimo con el que incluso no puede alcanzar a comprar ni un paquete de papel de baño. Y eso lo saben y conocen desde el presidente Enrique Peña Nieto, hasta el último de sus colaboradores en el gabinete, particularmente José Antonio Meade Kuribeña, con mayor razón porque es el secretario de Hacienda y Crédito Público.

Luego entonces, es un acto de total y criminal crueldad que todavía encima de que los mexicanos estén y vivan definitivamente jodidos y muchísimos están condenador a morir por inanición puesto que no tienen ni para mal comer y encima de ello, al tal Mea…de, se hace fuera de la nica porque sugiere a los alcaldes que incrementen las tasas del impuesto predial, porque de ahí pueden obtener un buen recurso para aplicarlo a los programas de obra y otros gastos. Sin duda alguna, –y perdónesenos referencia al dicho: “al perro flaco se le van todas las pulgas”–, eso sería el más aberrante de los crímenes que muchísimos de los presidentes municipales, sí quisiera hacer eco de la propuesta con la que debe haberse quemado las pestañas el señor Secretario con la complacencia del Presidente, quien hasta el momento, no ha hecho pronunciamiento al respecto.

Habría que ver si todos los funcionarios del gabinete, incluyendo al primer mandatario pagan el impuesto predial y a cuánto asciende, que tan solo con eso, los alcaldes recuperarían un buen de lana, porque las edificaciones de las que son propietarios, son verdaderas y auténticas mansiones, ostentosos castillos y en diferentes ciudades de las más urbanizadas del país. No, sencillamente la propuesta del Secretario de Hacienda, no solo está fuera de la realidad sino que es un crimen contra un pueblo flagelado por tanto impuesto con el que se minimiza al máximo su salario y condenándolo a la muerte porque no tendrá ni para mal comer, menos para sostener el alimento de sus hijos y no darle oportunidad para que se eduque, se vista y se calce decentemente.

No debe ignorar el Secretario Mea… de, que los más de dos mil Ayuntamientos de este país, es un renglón en el que sus administraciones guardan un rezago de poco menos del 50 por ciento, debido a que la gente propietaria de algún inmueble, no puede pagar para ponerse al corriente y ahí, se dejan de percibir algunos millones de pesos que pueden en un momento dado, en otras condiciones ser aplicados para obras de beneficio colectivo, pero cómo se va a cobrar el impuesto predial en municipios de la sierra si apenas tienen para sobrevivir. No señor de los dineros, está usted viviendo en otro país, no en México. Seguramente en el México cuyos habitantes propietarios de humildes casita contribuyen para el pago de sus enormes salarios, ofensivos para el grueso de los mexicanos, eso sí se podría hacer, pero en este, sencillamente es condenar a la gente a la muerte. Qué bueno que el alcalde Sergio Lorenzo Quiroz Cruz, no comulga con esa idea porque sí que conoce el crítico estado de la economía de los habitantes que gobierna y ese mismo pensamiento que externó hace unos días ante los medios de comunicación, lo comparten sin lugar a equivocarnos, el mayor porcentaje de los presidentes municipales, que sí pisan y bien firme el suelo de sus municipios. Que esa cabecita loca no piense, al menos ahora, en utilizar otra estrategia. Habrá otras menos lacerantes, para sacar adelante a México. Piénsele. Si lo pusieron ahí, debe ser por su capacidad, ¡demuéstrela!, pero no con crueldad ni atentando contra la vida de sus compatriotas.

Sugerencias, críticas y comentarios: marionv8@hotmail.com