Crisis económica pega a negocios

15 julio 2015 | 19:33 hrs | Raúl Morán Betanzos | Poza Rica


Poza Rica, Ver.- La extrema crisis económica que sigue azotando a gran parte de la población pozarricense, ha propiciado que en estos momentos se encuentren en «picada» más del 60 por ciento de los negocios que integran el mercado 5 de Mayo de la Parcela 14, amenazando con generar el cierre de un mayor número de locales comerciales.

La falta de ventas, pago a empleados y servicios, la deuda que aún se tiene con el gobierno municipal por uso de suelo, así como los insalvables pagos a proveedores, varios de ellos con altos intereses, tienen literalmente «reventados» a unos 80 comercios, algunos de los cuales seguramente ya no terminarán con el año.

José Zepeta Ibáñez, secretario de la Unión de comerciantes de ese centro de abastos informó que de los 141 locatarios que hay en el 5 de Mayo, cuatro cerraron sus puertas de forma definitiva en las últimas semanas, cifra que seguramente se elevará por la falta de liquidez.

«Las ventas definitivamente están muy caídas, no la armamos, hay mucho desempleo y a pesar de que se rumora y se comenta de que va a haber la reactivación, pues no se ve, hay mucho boom y nada de concreto, ya son muchos locales los que están reventados», dijo el dirigente.

Agregó que los propietarios de negocios han hecho mil y un cosas por atraer mayores ingresos, como lo es el cambio de giro comercial, aumento de servicios, inversión en más productos, cambios de horarios y demás, pero la escasez de afluencia y compras ha continuado, lo que tiene a varios apesadumbrados.

Elogió la persistencia que han tenido algunos locatarios en continuar «al pie del cañón» con sus labores comerciales, pero lamentó que a los anteriores factores se sume la escalada de impuestos que ha terminado por sobrecargar a los comercios formales.

«Ahorita ya han corrido como 4 locales, pero van a correr más, porque esta situación por más que uno la quiera aguantar, no se puede; quien sabe hasta dónde vamos a ir llegando», expresó con frustración Zepeta Ibáñez.