Crece explotación infantil en supermercados del Valle de Orizaba

No devengan salario, no tienen vacaciones, prestaciones de seguridad social, no tienen regulación ni compensación de jornadas nocturnas

Foto: Noreste
31 octubre 2016 | 11:00 hrs | Emilio González

Orizaba, Ver.- Una de las formas más evidentes de explotación infantil es la que realizan los adolescentes empacadores de los supermercados.

Niños conocidos como “cerillos” se encargan de colocar y ordenar las mercancías que compran los clientes en sus respectivas bolsas. Laboran hasta 12 horas, y no son considerados como empleados.

No devengan salario, no tienen vacaciones, prestaciones de seguridad social, no tienen regulación ni compensación de jornadas nocturnas. Carecen, en fin, de la protección de la Ley Federal del Trabajo.

Estudian apenas la primaria y secundaria. Un alto porcentaje reside en barrios populares y que el motivo principal que les impulsa a esta actividad es ayudar a su madre.

El coordinador de la CROC Independiente, Ignacio Paz Hernández, dijo “es un tema bastante complejo, que no podemos solucionar a la ligera. Por un lado, si a los supermercados les hacen falta empacadores, hay muchos adultos con necesidad de trabajo, tanto aquí como en la mayoría de los municipios de la zona centro de Veracruz”.

Indicó que los niños requieren un empujoncito para que descubran actividades placenteras, recreativas, de aprendizaje y solidarias.