Corrupción sindical en Hospital Regional de Poza Rica

Líder sindical abusa de trabajadores; pide porcentaje en el trámite de jubilación

De acuerdo con Anaya Méndez, Domínguez Hernández, quien aparece en la foto, además cobra sin trabajar, pues varios permisos le autorizan constantemente y a pesar de ello recibe su pago. Foto: Noreste.
6 julio 2017 | 6:51 hrs | Misael Olmedo Sifuentes

Poza Rica, Ver.- Con doce años encabezando la coordinación regional del Sindicato de Trabajadores de Salud del Poder Ejecutivo del Estado de Veracruz, Ruth Hilda Domínguez Hernández ha logrado seguir cobrando sin trabajar a través de permisos que le han sido autorizados constantemente, mientras que los señalamientos por abusos en contra de trabajadores siguen surgiendo en su contra.

Recientemente Ana María Anaya Méndez, es una de las afectadas por su líder sindical, pues pese  a que en el pasado mes de mayo tramitó su jubilación, tras 27 años de laborar en el nosocomio, no ha podido tener acceso al pago de su pensión.

Anaya Méndez  está incapacitada para seguir trabajando por enfrentar trastorno depresivo recurrente que le generó conflictos internos y un bajo rendimiento en sus funciones como técnico en estadística del área médica, diagnosticado por especialistas del IMSS.

Respetando los lineamientos sindicales la jubilación se realiza a través del Sindicato encabezado por Domínguez Hernández que tiene once años coordinando al menos 100 plazas en el Hospital Regional.

Dirigente cobra 10% por liberar trámites de jubilación de trabajadores del nosocomio. Foto: Noreste.

Pese a que se le entregaron los documentos requeridos para el trámite de la jubilación no se ha finalizado el proceso para que Ana María Anaya Méndez, de 50 años de edad, pueda acceder a la pensión a la que tiene derecho, el pago del seguro institucional y el acumulado del seguro adquirido con la aseguradora Met Life y por los cuales quincenalmente le fue descontado de su nómina el porcentaje correspondiente.

Manifestó que la dirigente sindical busca beneficiarse económicamente con el derecho de los trabajadores, pues en su caso le exigió un porcentaje del total que le corresponde como pago tras su jubilación.

“Se cuidó muy bien de que no se dieran cuenta, pero se atrevió a pedirme dinero y ese es el problema, yo le dije que no, pero quiere un 5 ó 10 por ciento del total que me corresponde”, expresó.

El caso fue reportado ante el Gobierno del Estado y de acuerdo a Ana María Anaya Méndez le informaron que se iniciara la investigación correspondiente, a través de la cual espera se ponga un alto a los malos manejos sindicales que comete Ruth Domínguez.

Además de que ante la falta del pago de seguro institucional podría perder los beneficios como derechohabiente del IMSS, situación que pondría en riesgo su estabilidad emocional, ya que requiere de constantes citas y medicamentos de control como parte del tratamiento para su enfermedad depresiva.