Controversia en la Serie Mundial, aseguran que las pelotas tienen algo “extraño”

La sensación de que algo extraño pasa con las pelotas abundó entre serpentineros poco acostumbrados a recibir semejantes batazos

Foto: AP
31 octubre 2017 | 11:47 hrs | Mediotiempo

Durante uno de los juegos más memorables en la historia de la MLB protagonizado por Astros y Dodgers, se registraron siete cuadrangulares, con los que se estableció un récord de 22 jonrones en una Serie Mundial. Hecho que levantó las sospechas de los pitchers de ambos equipos.

Con cinco juegos disputados, uno más garantizado y con la posibilidad latente de extender a siete la serie, la sensación de que algo extraño pasa con las pelotas abundó entre serpentineros poco acostumbrados a recibir semejantes batazos.

“La queja principal es que las pelotas parecen algo distintas en la postemporada, incluso de la postemporada a la Serie Mundial. Están un poco escurridizas”, declaró Justin Verlander el domingo.

La victoria 13-12 de los Astros, consumada en 10 innings el domingo, fue el segundo juego con más carreras en la historia del Clásico de Otoño.

“Es obvio que las pelotas tienen algo”, afirmó Dallas Keuchel de los Astros, ganador del Cy Young y uno de los mejores lanzadores de las Grandes Ligas.

“Personalmente, no he notado nada. Tampoco me pongo a analizarlo”, dijo el relevista de los Dodgers Brandon Morrow tras permitir dos jonrones en el quinto juego. “No es el tipo de cosas que quieres ponerte a pensar”.

Clayton Kershaw compartió el mismo criterio, pese a que acababa de permitir su octavo jonrón de esta postemporada, un récord personal.

“No presto atención a ello”, dijo el as zurdo. “Solo asumo que los dos equipos lidian con ello, así que no me preocupa”.