Conmoción en España; hallan cadáver de niño desaparecido

El cuerpo estaba en el auto de la pareja de su padre

Foto: Web
11 marzo 2018 | 19:41 hrs | EL PAÍS | Mundo

España.- El cuerpo del niño Gabriel Cruz, de ocho años, desaparecido en Almería hace 12 días, ha sido hallado este domingo. La pareja del padre, llamada Ana Julia Quezada, ha sido detenida cuando transportaba el cadáver del pequeño en el maletero del coche, según ha informado el Ministerio del Interior en un comunicado. La Guardia Civil la ha interceptado en La Puebla de Vícar, a 43 kilómetros de Níjar, población en la que desapareció el menor. Según fuentes de la investigación, la sospechosa había sacado el cadáver de un pozo por temor a que lo encontraran.

Testigos del momento de la detención han relatado que, tras interceptar el vehículo, de color gris, y “cortarle el paso”, la Guardia Civil “ha abierto el capó, ha levantado una capa y ha dicho ‘afirmativo”, tras lo cual han informado a la mujer de que estaba arrestada. ” Los agentes se han abrazado llorando”, han contado. Ana Julia ha sido esposada contra el capó del coche, tal y como se recoge en un vídeo grabado por un vecino. En el momento del arresto, la mujer ha gritado: “¡No he sido yo! He cogido el coche esta mañana”. “¡Cállate!”, le ha respondido un agente.

La detenida, de unos 43 años y origen dominicano, había acompañado al padre durante todo el tiempo que se ha mantenido la búsqueda y se ha mostrado condolida por lo sucedido ante los medios de comunicación. La mujer ha sido trasladada a la Comandancia de la Guardia Civil en Almería. El Colegio de Abogados de Almería se ha ofrecido a la familia de Gabriel Cruz “desinteresadamente” para ejercer la acusación. El Ayuntamiento de Níjar, el de Almería, el de Vícar y la Diputación provincial han anunciado que declararán tres días de luto.

El cuerpo de Gabriel ya está en el Instituto de Medicina Legal de Almería. “Se trabaja sobre ello”, ha respondido esta tarde el delegado del Gobierno en Andalucía, Antonio Sanz, tras ser preguntado por la autopsia, después de la concentración convocada en apoyo de la familia del niño en la capital almeriense. Sanz ha insistido en que es necesario ser “prudente” porque “todavía no se tienen todos los datos” de lo ocurrido.

El ministro del Interior, Juan Ignacio Zoido, ha asegurado que ha hablado con Patricia, la madre del menor, a quien ha trasladado su “profundo dolor y conmoción” por la pérdida. El ministro ha subrayado que la investigación se encuentra “ante horas trascendentales” y ha pedido que se respete “el trabajo minucioso” de la Guardia Civil y que no se entorpezca su trabajo. El presidente del Gobierno ha compartido “con todos los españoles el dolor por la pérdida de Gabriel”. “Descanse en paz”, ha tuiteado Mariano Rajoy con un mensaje que ha firmado con sus iniciales, marca que incluye en los tuits que escribe personalmente.

Foto: Web

El único rastro que se había hallado del menor fue la camiseta interior que supuestamente llevaba el niño y que la detenida este domingo dijo que encontró en una de las batidas de monte, cuatro días después de su desaparición. La prenda estaba en el Barranco de las Águilas, en Las Negras. Buzos, perros, helicópteros, bomberos, Protección Civil, voluntarios, agentes de la Guardia Civil… Todos rastrearon esa zona de nuevo, pero no encontraron nada más.

El hallazgo, más que despistar a los investigadores, colocó de lleno el foco sobre ella, ya que la zona ya había sido rastreada con anterioridad. Desde entonces, los investigadores han tratado de confirmar sus sospechas. Durante los últimos días, la mujer ha estado sometida a una estrecha vigilancia.

Gabriel Cruz fue visto por última vez el martes 27 de febrero al abandonar la casa de su abuela paterna para realizar un trayecto de unos 100 metros hasta la casa de unos primos, situada en Las Hortichuelas (Níjar). Este domingo por la mañana se ponía en marcha de nuevo el dispositivo de búsqueda con más de 250 personas entre profesionales de emergencias y voluntarios. Tras conocer la noticias, la delegada del Gobierno de Almería, Gracia Fernández, ha asegurado que están todos “deshechos”.

En un primer momento fue detenido Diego F. A. de 42 años, en prisión por quebrantar por tercera vez la orden de alejamiento impuesta por un juez por el acoso y la persecución a los que sometía a Patricia Ramírez, la madre de Gabriel, desde hacía dos años. La alarma del dispositivo de pulsera que llevaba el investigado saltó el mismo día en que desapareció el niño.