Conmemorarán natalicio 165 de José Martí

27 enero 2018 | 11:35 hrs | Ana Martina Ortiz León

Xalapa, Ver.- “Cultivo una rosa blanca” fue un poema clásico en mis clases de la educación básica y “Yo soy un hombre sincero” la escuché como canción en la voz de Pablo Milanés. José Martí es el autor de ambos poemas, a quien el Ayuntamiento de Xalapa y el Instituto de Relaciones Culturales Mexicano Cubanas “Flores Magón-Mella” le rendirá este sábado 27 de enero un acto conmemorativo por el aniversario número 165 de su natalicio.

José Julián Martí Pérez, su nombre completo, nació en La Habana, Cuba, el 28 de enero de 1853. Sus ideas revolucionarias, plasmadas en su obra, en las que “supo reconocer las necesidades más urgentes del continente, entre ellas, la importancia de eliminar los restos del colonialismo español y de contener los impulsos imperialistas de Estados Unidos”, de acuerdo con Juan Antonio Fernández, embajador de Cuba en Austria, inspiraron a Fidel Castro y otros jóvenes a llevar a cabo la más profunda Revolución de la historia del país caribeño.

A pesar de los innumerables agravios que sufrió a lo largo de su vida, como el encarcelamiento y el exilio, no renunció a sus ideas y utilizó la poesía como un medio para expresarse con “una fuerte tendencia al realismo y un claro rechazo a la estética propuesta por los amantes de la retórica. A través de versos limpios y directos, el poeta consiguió expresar sus ideas políticas, sus sentimientos amorosos e incluso su posición respecto a las religiones”, se lee en una de sus reseñas biográficas que circulan en Internet.

José Martí falleció el 19 de mayo de 1895 a causa de balas de soldados españoles, pero cumpliendo –como lo expresa en carta a un amigo– con su deber: defender a su patria.

Recordado en la actualidad como una de las figuras indelebles de la poesía latinoamericana de finales de 1800 y Apóstol de la independencia de Cuba, a continuación se reproducen dos de sus poemas que reflejan ese espíritu:

Cultivo una rosa blanca
en junio como en enero
para el amigo sincero
que me da su mano franca.

Y para el cruel que me arranca
el corazón con que vivo,
cardo ni ortiga cultivo;
cultivo la rosa blanca.

 

 

El rayo surca, sangriento,
El lóbrego nubarrón:
Echa el barco, ciento a ciento,
Los negros por el portón.

El viento, fiero, quebraba
Los almácigos copudos;
Andaba la hilera, andaba,
De los esclavos desnudos.

El temporal sacudía
Los barracones henchidos:
Una madre con su cría
Pasaba, dando alaridos.

Rojo, como en el desierto,
Salió el sol al horizonte:
Y alumbró a un esclavo muerto,
Colgado a un seibo del monte.

Un niño lo vio: tembló
De pasión por los que gimen:
¡Y, al pie del muerto, juró
lavar con su vida el crimen!

 

El acto conmemorativo a José Martí iniciará a las doce del día en el auditorio de la Iniciativa Municipal de Arte y Cultura, ubicado en la confluencia de la Avenida Adolfo Ruiz Cortines y calle Hortensia de la colonia Salud.