Condenan a seis hombres por violar y matar a una niña de 8 años

La intención de los autores era mandar un mensaje a la comunidad musulmana para que no volviesen por la zona

10 junio 2019 | 10:58 hrs | El Español | Mundo


Un tribunal de la India declaró este lunes culpables a seis acusados por el asesinato de una niña musulmana de 8 años tras someterla a repetidas violaciones durante varios días en el estado de Jammu y Cachemira, en el norte del país, un caso que conmocionó al país.

El principal acusado, un funcionario local ahora retirado, y dos miembros de las fuerzas de seguridad acusados de destruir pruebas y aceptar sobornos para encubrir a los autores se encuentran entre los seis condenados, declaró a los medios el abogado de la acusación, Mubeen Farooqui, a la salida del juzgado.

Un séptimo acusado ha sido declarado inocente, aclaró, antes de añadir que la pena con la que se castiga a los culpables será anunciada por el tribunal en la tarde de hoy.

La menor, perteneciente a una comunidad nómada musulmana, fue raptada en enero de 2018 en la localidad de Kathua, una zona de mayoría hindú de Jammu y Cachemira.

Fue sedada y violada en grupo durante días antes de ser asesinada y abandonada en un bosque, según la investigación policial, que también concluyó que la intención de los autores era mandar un mensaje a esa comunidad para que no volviesen por la zona.

El caso despertó una ola de indignación en la India por lo macabro del suceso, con manifestaciones pidiendo la condena a muerte de los acusados.

Pero la violación y asesinato también causó tensión en la zona, hasta el punto en que las autoridades tuvieron que aumentar la seguridad de los familiares de la víctima y sus abogados, y trasladar el juicio al estado vecino por el clima de inseguridad.

Todos los acusados profesaban la religión hindú y el crimen tuvo lugar en un templo de la pequeña localidad, lo que llevó a algunos vecinos y políticos locales a pedir la liberación inmediata de los acusados.

Un grupo de abogados intentó incluso impedir que la Policía presentase cargos en Kathua en abril de 2018.

La India ha endurecido las leyes contra las agresiones sexuales después de que una joven universitaria muriese tras ser violada en grupo en un autobús en 2012 en Nueva Delhi, un suceso que conmocionó al país y trascendió fuera de sus fronteras.