Concluye Diplomado en Periodismo Cultural

El Diplomado en Periodismo Cultural es parte del Programa de Formación y Desarrollo Profesional Cultural del Instituto Veracruzano de la Cultura (IVEC)

Foto: Ana Martina Ortiz
5 febrero 2018 | 23:20 hrs | Ana Martina Ortiz León | Arte y Cultura

Xalapa, Ver.- ¿La cultura es un proceso o un producto? Preguntó Miguel de la Cruz, el periodista cultural con la trayectoria más prolongada en dicha especialidad en México, a las más de veinte personas que cursaron el cuarto y último módulo del Diplomado en Periodismo Cultural.

De inmediato los asistentes comenzaron a participar y a definir su propio concepto de cultura con base en estos dos sustantivos, ayudados también por la delimitación de las cuatro necesidades básicas del ser humano: comer, dormir, defecar y fornicar, a las que luego el reportero de Canal Once agregó las de pensar, emocionarse y comunicarse.

“Si cultura no es sinónimo de las Bellas Artes”, indicó hacia el final de la primera sesión del módulo “¿Qué es cultura y para qué sirve?”, “sí es un proceso mediante el cual satisfacemos necesidades físicas, intelectuales y emotivas con lo que tenemos al alcance en nuestro entorno”.

Para que sus alumnos comprendieran que la cultura es tanto un proceso como un producto, en las dos sesiones posteriores hubo ejercicios de reflexión, grabación y edición de narrativas audiovisuales extraídas de su contexto inmediato.

Ello dio continuidad y cierre a las enseñanzas de los tres módulos anteriores, en particular al de “Periodismo Transmedia”, que impartió Irma Gallo, colaboradora del Canal 22.

A diferencia del periodismo tradicional, en el que los productos que se generan en los distintos soportes, a pesar de abordar los mismos sucesos, son independientes entre sí, en el transmedia la historia se cuenta en varias plataformas pero como un todo unificado, “como si le salieran varios tentáculos, brindando posibilidades infinitas. El chiste es intentarlo”.

Ante la proliferación de medios digitales que han originado una tremenda inmediatez e información superficial en muchos casos y después de dar un repaso de los diferentes géneros periodísticos, la creadora del blog “La libreta de Irma” también señaló “que tanto un texto largo como un mensaje corto pueden tener un buen grado de efectividad. Hay que habituarnos a los públicos, a los medios y a lo que nuestro medio nos pide, de lo contrario terminaremos quedándonos sin trabajo”.

Realizar un presupuesto que considere todos los costos que implica poner en marcha un proyecto de comunicación como renta de Internet, equipo de cómputo, servicio de almacenamiento de material y pago de colaboradores (diseñador, editor, corrector de estilo y reportero) fueron algunos de los consejos que dio Carlos Bautista, director editorial de la Revista Algarabía, durante el tercer módulo relativo a “Periodismo Cultural. ¿Para quiénes y en qué medios, soportes o plataformas?”

Algunos de los consejos que reveló para lograr la rentabilidad fueron: conseguir publicidad de negocios locales, participar en convocatorias de financiamiento de proyectos culturales e invitar a la gente a suscribirse con la oferta de cuotas bajas.

En el Diplomado en Periodismo Cultural también participó Mauricio Rábago, quien en el módulo inicial habló de la crítica artística, la cual debe ser equilibrada entre los aciertos y desaciertos del espectáculo o evento que se presenció, sin demérito de la fidelidad a la verdad y la imparcialidad.

“En México no hay buen nivel en la crítica artística, porque muchas veces quienes se dedican a ésta no conocen la materia que abordan. La noticia es la gran oportunidad que representa dedicarse a esta rama del periodismo, para ello tanto el crítico como el articulista de arte deben estudiar mucho y prepararse constantemente”.

El Diplomado en Periodismo Cultural es parte del Programa de Formación y Desarrollo Profesional Cultural del Instituto Veracruzano de la Cultura (IVEC) y se llevó a cabo de octubre de 2017 a fines de enero de 2018.