Concesionaria de autopista Cardel-Poza Rica planta a empresas en Junta Local

Agraviados amenazan con impedir inauguración de laobra ante disimulo de SCT y gobierno

Foto: Noreste
13 octubre 2017 | 15:13 hrs | Manuel Carvallo

Veracruz Ver.- Ante la omisión de la empresa Mota-Engil de acudir al llamado de la Junta Local de Conciliación y Arbitraje debido al adeudo que mantiene con la empresa constructora TIRSA y 30 constructoras más, trabajadores que participaron en la construcción de la autopista Cardel-Poza Rica amenazan con no permitir su inauguración para el próximo mes de noviembre.

Jesús Ruiz, propietario de la compañía Tecnología Internacional Romo, S.A (TIRSA), explicó que la cita con el representante legal, Niño Ferro, de la empresa de origen portugués estaba pactada para este día, pero no acudió.

“Tenemos un adeudo con los trabajadores, nos deben una fuerte cantidad y hay varias empresas, más de 20 a las que se les adeuda, 600 familias perjudicadas” dijo el agraviado.

La autopista Cardel-Poza Rica forma parte de los compromisos del actual Gobierno de la República y se contempla que para el próximo mes será entregada la primera parte que abarca el tramo Totomoxtle-Cardel.

“Queremos que nos paguen, hemos recurrido a diputado federales de izquierda para que intervengan, hemos trabajado durante ocho meses y nos dicen que nos van a pagar y no nos han pagado. Si para el día martes no tenemos una respuesta nos iremos a México y de ser necesario impediremos la inauguración de la obra”, dijo Gonzalo del Valle Mérida, representante de los trabajadores en la zona norte.

Cabe mencionar que durante esta semana los trabajadores salieron con pancartas acusando a la empresa internacional de incumplimiento en el pago de sus salarios.