Lo nuevo para cultivar es usar una tablet y un tractor autónomo

Como se puede apreciar a simple vista, no se trata de un tractor convencional. Es un pedazo de máquina que lo tiene todo menos un gran detalle, no tiene cabina ni mandos para el tractorista

30 septiembre 2017 | 10:13 hrs | motorpasion.com

Si buscas tractor y quieres estar a la última, lo único que necesitas para cultivar tus tierras es ponerte en contacto con el fabricante de equipos de agricultura Case IH y pedirles un monstruo como el que ves aquí arriba. Se trata de un tractor autónomo que se programa a distancia con la ayuda de una tablet. Está causando sensación en Iowa (Estados Unidos), donde ha sido presentado.

03

En vez de eso, la persona que opera con él dispone de las cámaras, el radar y la navegación por GPS que incorpora el tractor para controlar la máquina de manera remota. Gracias a su avanzada electrónica, el tractor es capaz de detectar posibles obstáculos y evitarlos, añadiendo de esta manera un plus a la seguridad en el desarrollo de las tareas del campo.

Entre los puntos positivos de este tractor está el haber sido diseñado para plantar semillas y realizar toda clase de tareas relacionadas con los cultivos y las cosechas. Además, la máquina puede funcionar de día o de noche, haga frío o calor, bajo la lluvia o bajo el sol.

Desarrollado entre ASI Robots y CNH Industrial (empresa matriz de Case IH que resultó de la fusión de CNH Global y Fiat Industrial), este prototipo toma algunos elementos de las series Magnum y New Holland de la firma de tractores y los combina con el resultado de casi dos décadas de investigación en vehículos autónomos por parte de ASI Robots, para dar lugar a una implacable máquina de sembrar y cosechar.

Un proyecto que no se sabe si llegará a florecer

Este prototipo de Case IH cuenta con un motor de 419 CV y alcanza una velocidad máxima de 50 km/h, y por ahora no se ha dado a conocer cuál sería su precio de venta, si llegara a producirse en serie.

04

De hecho, uno de los principales problemas a los que se enfrenta este prototipo para que se pueda convertir en realidad tiene un punto de conexión con la actual situación de la conducción autónoma, y es que el entramado legal de los diferentes países debe adaptarse a esta nueva situación.

La legalidad de los coches autónomos puede parecer un asunto secundario en el caso de un vehículo autónomo para uso agrícola, ya que en principio su papel se desarrolla fuera de las vías abiertas al tráfico, pero eso no es exactamente cierto, si pensamos en los tractores que cruzan carreteras públicas para salir de unos campos de trabajo y entrar en otros. Quizá sea cuestión de tiempo.

02

 

Link: https://goo.gl/RmLBrw