Con la orquesta a otra parte

Foto: Web.
19 diciembre 2017 | 13:45 hrs | Palabras Claras | Estatal

Por José Antonio Flores Vargas

 

Con todo y las difíciles circunstancias que durante este 2017 se le han presentado a la actual administración estatal, puede afirmarse que tuvo una buena aceptación el primero de los dos informes de gobierno del mandatario veracruzano. Ante las selectas personalidades de la política, la economía y los demás sectores que fueron convocados al Palacio Legislativo, ese día de noviembre todo marchó sobre ruedas para el gobernador Yunes Linares.

En el informe dio las buenas nuevas que ha conseguido, entre ellas la disminución del déficit operativo de la estructura gubernamental, situación que fue aplaudida. Pero poco pudo decir sobre los aumentos de la inseguridad y la delincuencia y de que persiste la opacidad en la gestión pública y la impunidad de los que robaron los caudales del estado, representada por todos los exfuncionarios duartistas que siguen libres, ya sentenciados por la sociedad.

Posteriormente, también hubo señales positivas cuando la diligente reestructura de la deuda, que operó el propio gobernante, permitió cubrir el saldo pendiente de varios de los empréstitos que había contratado el gobierno saliente. Esa medida, que desde luego tendrá un costo financiero que no se puede negar, fue bien recibida por los segmentos enterados de la población, quienes no dudaron en manifestar su beneplácito.

El gusto siguió en la plaza jarocha, cuando en una de sus serenas declaraciones a los periodistas, el mandatario avisó que habrá un cambio en las estrategias de su gobierno. Tuvo el cuidado de no hacer esas modificaciones ahora que son días de guardar, en que el músculo duerme, aunque la ambición no descanse, y dejarlo para el año 2018, seguramente a principios de enero.

Anteayer continuó con las buenas notas, y quizá inspirado por la reciente inauguración del formidable Foro Boca en la ciudad de Boca del Río, le presumió orgulloso al pueblo veracruzano afecto al Facebook, la habilidad de sus tres hijos en la música -la batería y el cello- y el canto. En un bien producido video musical, se observan actuando con todo e instrumentos, con alguien que podría ser el grandioso Fito Páez. En ese pequeño bocadillo musical prenavideño, anuncia que pronto dará mayores sorpresas al respecto.

Sin lugar a dudas ha sido un mes tranquilo y generoso para el grupo en el poder, aunque la población de todo el estado, siga preocupada y temblando debido a las felices correrías de las bandas delincuenciales que insisten en hacer daño a la gente y en asustar a los disminuidos visitantes turísticos que se mantienen fieles a Veracruz.

Ojalá y los cambios de estrategia y todo lo bueno que ha prometido el gobernador para el año que viene, en verdad ayuden a los veracruzanos a tener mejores días, antes de que le digan o le hagan ver que no gusta su fiesta, y que mejor se vaya con la orquesta a otra parte.