Con amigos como Ruiz Esparza…

15 septiembre 2017 | 9:34 hrs | Ángel Álvaro Peña

El secretario de Comunicaciones y Transportes no corresponde a su amigo los favores otorgados ni los beneficios recibidos. No sabe ser recíproco. Su ingratitud raya en la deslealtad, porque lejos de evitar que la popularidad del Presidente de la República siga cayendo, teniendo como principal lastre la protección que el ejecutivo le brinda, elude la responsabilidad y se burla de la inteligencia de los mexicanos, del dolor de los familiares de las víctimas y de la amistad del Presidente.

Si Gerardo Ruiz Esparza, secretario de Comunicaciones y Transportes, no es culpable de una serie de acusaciones debe esperar el veredicto de las investigaciones en un espacio neutral. Es decir, en su casa, sin cargo administrativo alguno y sin responsabilidades políticas. Sin connotaciones de poder. Desprovisto de cualquier protección oficial que enturbie la acción de la justicia.

Esto quiere decir, que en cualquier democracia digna de llamarse así, el secretario de Comunicaciones, por dignidad debió presentar su renuncia momentos después de ocurrido el accidente del socavón para facilitar las averiguaciones y, sobre todo, no manchar la imagen del amigo que lo había colocado en ese puesto.

Por congruencia y respeto al hombre que lo ha protegido desde que era gobernador del Estado de México, el actual secretario de Comunicaciones y Transportes debió presentar su renuncia, por lo menos mientras las investigaciones sobre la responsabilidad del socavón de  El Paso Exprés, se realizan.

Pero en un acto de cinismo desbordante, se le otorgó el derecho a ser orador en uno de los actos en los que debería haberse quedado callado, frente a una desgracia sin precedente en el sureste mexicano a causa del sismo de 8.2 grados ocurrido a la media noche del jueves 7 de septiembre.

Porque a la SCT, la secretaría de la Función Pública la responsabiliza de 22 irregularidades en esta obra, que ascendieron a mil 34 millones de pesos, casi la mitad del costo total del proyecto, de 2 mil 134 mdp.

La renuncia de Gerardo Ruiz Esparza es una petición popular desde el momento mismo en que ocurrió el accidente del socavón en El Paso Exprés a unos días de haberse inaugurado con bombo y platillo.

Desde ese momento la gran mayoría de los mexicanos pensaba que sus horas estarían contadas al frente de una dependencia tan importante como Comunicaciones y Transportes, pero no fue así. El socavón ocurrió hace poco más de dos meses, y no hay responsables, y si no hay señalados menos hay castigo; el responsable de llevar a cabo este proyecto señala hacia todos lados para que le sirva de chivo expiatorio.

Ante esta realidad, el vicecoordinador político del PT-Morena en el Senado, Miguel Barbosa Huerta, pidió que el titular de la SCT se separe de su cargo por el principio de ética y respeto a la función de los servidores públicos.

Por otra parte, el coordinador del PRD, Luis Sánchez, aseguró que el Secretario Ruiz Esparza debe dejar el cargo y responder ante la justicia por las omisiones que derivaron en la apertura de un socavón a pesar de que se trató de una obra millonaria. Exigió que se castigue a los verdaderos responsables de los hechos y no a funcionarios menores.

El senador de Morena, Fidel Demédicis, pidió que se finquen responsabilidades administrativas y penales contra Ruiz Esparza. Además señaló que de la auditoría pueda derivar la renuncia del funcionario.

La senadora independiente Dolores Padierna denunció que Ruiz Esparza está protegido por el Presidente y es la única explicación para que siga en el cargo. Consideró extraño que la SFP no haya determinado ninguna sanción o responsabilidad administrativa a los funcionarios de la SCT que autorizaron, permitieron y avalaron la actuación ilegal de las empresas, el sobreprecio y el incumplimiento de los contratos.

Pero ante la información proporcionada por la Secretaría de la Función Pública, el titular de Comunicaciones y Transportes, Gerardo Ruiz Esparza, la calificó de “un paso ineludible ya que sin éste no se cumple con el procedimiento legal. No es conveniente adelantar juicios, cada quien tiene su derecho de defensa y lo va a ejercer ante la Función Pública”.

Ruiz Esparza, hace como que la virgen le habla y enfatizó que se llegará hasta sus últimas consecuencias y quienes tengan responsabilidad sobre el incidente, se trate de servidores públicos, empresas públicas y privadas, así como funcionarios locales, deberán asumirlas.

Además, senadores del PAN, PRD, Morena e independientes exigieron el miércoles 13 su renuncia, luego que la Secretaría de la Función Pública reveló anomalías por más de mil millones de pesos en la construcción del Paso Exprés de Cuernavaca.

Dicha auditoría señala que la obra fue licitada y otorgada a las empresas Construcciones Aldesem y Eppcor antes de que se elaborara el proyecto ejecutivo, deficiencia por la cual se disparó el costo en 647.1 millones de pesos, esto es, 71.78 por ciento más.

En cuanto a las deficiencias en la construcción, la SFP confirmó que la Comisión Estatal del Agua de Morelos notificó de los problemas hidráulicos que había detonado el Paso Exprés y la necesidad de modificar la capacidad del drenaje en el kilómetro 93+857, ante los riesgos de un colapso. Nunca se hizo nada al respecto a tiempo.

Así, según la SFP, la principal irregularidad se asocia al hecho de que la licitación fue lanzada el 16 de octubre de 2014 y asignada el 24 de noviembre de ese año, aunque el proyecto ejecutivo signado por Banobras y Orva Ingeniería fue firmado en enero de 2015, con posterioridad a la licitación.

La Función Pública menciona que la SCT realizó ‘‘pagos en exceso por precios unitarios extraordinarios mal integrados por 116 millones 807 mil pesos’’.

La auditoría habla de una nula supervisión de la obra: ‘‘No se consideró que durante la ejecución se contara con los proyectos arquitectónicos y de ingeniería acordes con la obra a realizarse para evitar posteriores fallas de la misma’’.

Si esto lo desconocía Ruiz Esparza debe renunciar por no estar al tanto de una obra que inauguraría su gran amigo, Enrique Peña Nieto; si conocía todas estas anomalías, pues con mayor razón debe renunciar. PEGA Y CORRE: Seguramente basada en una denuncia que hizo el gobernador de Veracruz, Miguel Ángel Yunes y una investigación posterior, la Fiscalía de Justicia de Veracruz citó formalmente a declarar, en calidad de “investigado”, al ex gobernador Fidel Herrera Beltrán, con motivo de la presunta adquisición de medicamentos falsos durante su gobierno… Esta columna se publica los lunes, miércoles y viernes.

 Dudas y comentarios, escríbenos a:
angelalvarop@hotmail.com
Twitter @politicosad 

*Esta es opinión personal del columnista