Con actividades en La Casa del Lago finaliza cursos CEDAI

1 julio 2016 | 16:21 hrs | Ana Martina Ortiz | Arte y Cultura

Xalapa, Ver. Los carnavales tradicionales de la región de las Altas Montañas de Veracruz fue el tema de la exposición plástica de fin de cursos de los alumnos del Centro para el Desarrollo Artístico Integral (CEDAI).

De los numerosos elementos que se conjuntan en estos rituales de alegría los niños y jóvenes que asisten a los talleres de Expresión Digital, Pintura y Cerámica que imparte el CEDAI destacaron, principalmente, las máscaras de madera que reproducen animales cornamentados con sus coronas de flores, pues se trataba de reflejar la experiencia vivida en los pueblos de Alto Tío Diego, El Coyolillo, Almolonga y El Espinal, ubicados en los municipios de Naolinco, Actopan, Jilotepec y Tepetlán.

ARTES-13

Previo a ello, los niños y jóvenes hicieron trabajo de campo e investigación viajando a estos

lugares, acompañados de maestros y padres, para presenciar estas festividades que aún conservan sus tradiciones ancestrales, producto del mestizaje y sincretismo de las culturas indígenas, africana y europea, en contraste de los carnavales comerciales del puerto de Veracruz, Cardel, Coatzacoalcos y Tuxpan.

ARTES-122

Después del corte del listón inaugural, Maliyel Beverido, directora de la Casa del Lago de la Universidad Veracruzana, habló de la satisfacción de recibir y albergar por tercera ocasión los resultados de los trabajos de niños y jóvenes que tienen alguna discapacidad intelectual, quienes así se van integrando a la sociedad.

Además de exhibir fotografías, esculturas en cerámica y cuadros de pintura digital y pastel en seco, los alumnos realizaron diferentes presentaciones escénicas que prepararon y ensayaron en los talleres de música, de movimiento y de expresión corporal, en los cuales se promueve el desarrollo de las destrezas corporales, el imaginario y las habilidades socio afectivas con su entorno.

Estas presentaciones fueron el performance “Del día a día gourmet”, un ejercicio de lectura rítmica, las ejecuciones de las melodías “Mari tenía un corderito” y “Estrellita”, la coreografía “Entre Degas y gasas” y la obra de títeres “Tino un chico feliz”.

ARTES-14