Complicaciones

31 agosto 2016 | 9:16 hrs |

Por Mario Noriega Villanueva

Muchos de los 212 alcaldes del estado y particularmente de la región, sufrirán las consecuencias de su imprevisión, quizá de su importanadismo por sus respectivas administraciones municipales, de las que se despreocuparon para dar desenfreno a su ansia de poder, de creer que eran dueños de las localidades que la ciudadanía mal hizo en confiarles a través de su voto.

No son pocos los presidentes municipales que se tendieron a la hamaca y se desentendieron de la administración pública, que fueron unos irresponsables y que hoy que vienen los compromisos de fin de año con el pago de aguinaldo y otras prestaciones para sus trabajadores, pagarán caro su valenadismo e irresponsabilidad, porque el Congreso del Estado, acaba de anunciarles que no les autorizarán préstamo alguno para cubrir sus responsabilidades de diciembre.

Esto augura un panorama bastante serio para cientos de trabajadores de los municipios cuyos alcaldes no ahorraron para satisfacer las necesidades de su personal sindicalizado y de confianza, porque si no se le paga a uno, menos a los otros, quienes generalmente resultan ser los más afectados, porque la preferencia siempre ha sido para los organizados en algún sindicato.

Ya fueron notificados de la decisión del Congreso y parece que no habrá marcha atrás, por más padrinos que busquen para salvar esa responsabilidad que bien pudieron prever y hacer su ahorrito precisamente para no verse en esta situación y exponer a sus empleados a pasar una muy triste navidad y peor año nuevo, porque no habrá para la cena porque se quedarán sin gratificación decembrina por culpa de los alcaldes irresponsables y quizá dispendiosos.

Sin embargo, de alguna forma tendrán que arreglar este problema que están a poco de enfrentar ese problema, ya que si no lo hacen, sus complicaciones serán mucho mayores, porque los sindicalizados tienen las armas legales para reclamar que la gratificación anual, les sea pagada antes del 20 de diciembre y a lo mejor algunos terminan por recurrir a ello.

Sin embargo, todavía falta faltan poco más de tres meses en los que ante tal circunstancia, los señores alcaldes tendrán que apretarse el cinturón y dejar el dispendio para otra ocasión, si no quieren exponerse al ridículo y a pasar a la historia en sus respectivos municipios, como unos servidores públicos irresponsables, desorganizados e importanadistas.

El Congreso ha dicho que no habrá préstamos para ninguno de esos alcaldes, pero falta ver si efectivamente lo cumple porque en este sistema, se dicen cosas que son simplemente eructos demagógicos, porque luego, resulta que siempre no y se les autorizan préstamos, aunque hay que tomar en cuenta que el Gobierno del Estado, no está en estos momentos, como para hacer ese tipo de gracias, dado que todo mundo sabe que si algo falta en las arcas de SEFIPLAN, es precisamente el dinero, porque todo se esfumó. Pero, hay tres meses para que los presidentes municipales, vean la forma de finiquitar el gasto de fin de año.
Sugerencias, críticas y comentarios: marionv8@hotmail.com