¿Cómo podemos identificar si un medicamento ha sido adulterado?

Los medicamentos deben adquirirse solo en lugares autorizados por la Autoridad Sanitaria

Foto: semana
29 mayo 2019 | 13:42 hrs | El Tiempo | Vida y estilo

El consumo de medicamentos falsificados puede derivar en una serie de consecuencias negativas para la salud o, incluso, causar la muerte, principalmente en países donde el acceso a este tipo de productos es más fácil.

Foto: yorokobu

Según un estudio de la American Society of Tropical Medicine & Hygiene (ASTMH), alrededor de 300 mil niños mueren cada año en el mundo a causa de estos medicamentos.

Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), uno de cada diez medicamentos que circulan en países de ingresos bajos y medios es de calidad menor o falsificado.

A continuación, una serie de recomendaciones que ayudarán a prevenir la compra de medicamentos que puedan poner en riesgo la salud de las personas.

Foto: semana

Comprar en lugares seguros

Los medicamentos deben adquirirse solo en lugares autorizados por la Autoridad Sanitaria, como cadenas de farmacias, boticas y farmacias formales, donde existe un Químico Farmacéutico responsable del establecimiento que le pueda brindar orientación sobre el uso adecuado de lo que se adquiera.

Observar con claridad los datos en el empaque

Antes de adquirir o ingerir un medicamento se debe verificar que el empaque incluya información clara respecto a su fecha de vencimiento, número de lote y registro sanitario. Estos datos no deben presentar enmendaduras ni evidencia de haber sido adulterados.

Comprobar visualmente el estado del producto
Antes de consumir un medicamento, es necesario observar si contienen algún tipo de residuo o contaminante, especialmente en el caso de los jarabes, y que las tabletas o cápsulas estén completas y en buen estado. Los establecimientos farmacéuticos autorizados (farmacias y/o boticas) cumplen con las condiciones de almacenamiento que garantizan la conservación y óptimo estado de las medicinas que ofrecen.

Foto: republica

Cabe precisar que, según cifras de la Digemid, en enero del 2018 se decomisaron más de 540 mil unidades de medicamentos, lo cual representaba un incremento del 26% frente a las 400 mil unidades reportadas durante el 2017.

De otro lado, los más recientes informes de la OMS indican que el 21% del total de medicinas falsificadas y de contrabando reportadas en todo el mundo provienen de América.

 

Con información de El Tiempo