¿Cómo enfrentará Nissan las elecciones del 2018 y el nuevo TLCAN?

Mayra Gonzalez, presidente y directora general de Nissan Mexicana, comparte su punto de vista frente a un año de coyunturas nacionales e internacionales

27 enero 2018 | 16:40 hrs | El Universal | Economía

Desde julio de 2016, Mayra González funge como presidente y director general de Nissan Mexicana. Destacar que una mujer reina en el mundo de los autos en nuestro país sería un poco miope: ya no es el “club de Toby” que solía ser. Ni siquiera en los medios de comunicación la fuente es cubierta exclusivamente por hombres. En el principal puesto directivo de esta armadora, detrás de un volante cualquiera, tras la cámara que busca captar las mejores imágenes de un auto o en la computadora en donde se escribe la reseña de un coche, ya no hay hombres o mujeres: solo amantes de los motores, admiradores de la movilidad humana, exploradores de los nuevos horizontes automotrices. Más bien, lo destacable es que, bajo la dirección de Mayra, Nissan ha mantenido su liderazgo en la industria automotriz mexicana por casi ocho años. Y esta racha ganadora no es casualidad.

Ante las coyunturas propias de este año electoral y en el marco del Auto Show de Detroit, la entrevistamos para conocer su balance de 2017, su perspectiva para 2018 y lo que ella considera que debería hacer un candidato presidencial para ayudar a mejorar la situación de la Industria Automotriz en México.

De todo lo que presentó Nissan en el Auto Show de Detroit, ¿Qué es lo más representativo que veremos en México?

Lo que nos ha distinguido por más de 55 años en México es durabilidad, confiabilidad y calidad. A eso ahora sumamos atributos como innovación, emoción, tecnología, conectividad, uso de nuevas energías: todo esto lo englobamos en el concepto de Nissan Intelligent Mobility (NIM). Y en 2018 lo vamos a ver en todos nuestros productos. Lo vimos con la presentación del concepto XMotion [se lee como “Cross Motion”], que te da una fiel prueba de lo que Nissan quiere hacer: apostar hacia la movilidad inteligente, hacia los autos autónomos, hasta otro tipo de energías, otro tipo de conectividad.

¿Qué lectura hay que darle a los resultados de la industria automotriz en México a lo largo de 2017?

Fue un año duro para la Industria. Pero alcanzó ventas por más de un millón 500 mil unidades, uno de los más altos niveles que hemos tenido en los últimos 10 años. Para Nissan, fue un año duro porque dejamos de producir uno de nuestros modelos insignia por más de 30 años: el Tsuru… Pero el año pasado también nos ayudó a mover nuestra marca hacia esa parte emocionante, de innovación, de adrenalina… Hablamos del GT-R, un súper deportivo de 565 HP; y también del Sentra Nismo, el 370Z Nismo… Y también hablamos de tecnología. Nissan tiene en cada uno de los segmentos muestras de cómo está apostando en innovación. Todo esto nos ha permitido estar casi ocho años en el liderazgo. Se dice fácil pero es la combinación de muchas cosas, y nuestros productos son una de ellas… En 2018 vamos a tener noticias en el primer semestre del año. Por ejemplo, vamos a lanzar el nuevo Leaf, que es el ejemplo perfecto de lo que digo: es un auto 100 por ciento eléctrico, emocionante y confiable.

Estamos en un año electoral. Desde tu punto de vista, ¿Qué debería ofrecer un candidato presidencial para ayudar a la Industria Automotriz en general?

La Industria en México es un referente a nivel mundial. Es la más importante. En Nissan nos caracterizamos por trabajar con cada Administración. Con el candidato que resulte electo, vamos a trabajar de la mano. Vamos a ayudarlo para que siga consolidando la Industria en México.
Mencionaste el Leaf. En Noruega es el número uno en Ventas. Sin embargo, en México, ¿qué tanto terreno crees que han ganado los eléctricos? Estoy sorprendida de la respuesta que ha tenido el mercado mexicano para ese tipo de productos. Lanzamos el Leaf en 2014. Tenemos ya más de 300 unidades circulando, y una red de más de 270 cargadores a nivel nacional. Luego lanzamos la X-Trail híbrida y también superó nuestras expectativas. El mercado mexicano sí está preparado para ese tipo de tecnologías. Pero necesitamos más apoyo del Gobierno: más políticas adecuadas para ese tipo de vehículos, para desarrollar infraestructura a nivel nacional que nos ayude a tener más clientes. También deberían hacer algo con el tema de los impuestos, que haya apoyos económicos para lograr que esto crezca. Eso es lo que ha sucedido en Noruega y en otros países. Hemos trabajado incansablemente -y lo seguiremos haciendo- con el Gobierno para pedir más apoyo en este sentido.

¿Esto lo podemos sumar a la lista de deseos para los candidatos a Presidente?

¡Por favor!

Otra coyuntura importante para 2018 es la renegociación del TLCAN. Ante la fuerte actividad operacional de Nissan en México, ¿Cómo se ha preparado la Marca para los distintos escenarios que podrían derivarse de esta situación?

No nos hemos preparado porque no sabemos cuál es la resolución. Estamos abiertos, y dispuestos a esperar a que tengamos, de manera oficial, cuáles serán esos cambios. A partir de eso, nos ajustaríamos a lo que sea necesario. Nissan tiene muy buena relación con los gobiernos de muchísimos países. No olvidemos que nosotros exportamos a más de 50 países, y mantenemos buena relación con todos los Gobiernos. Somos muy respetuosos con esos procesos. De lo que resulte, nosotros nos tendremos que adaptar. Y, bueno, también tendremos que buscar oportunidades en otros mercados, para diversificar la operación, si es necesario. Basamos nuestras proyecciones en el panorama actual. Por el momento, queremos producir más de lo que produjimos el año pasado, que fueron más de 800 mil unidades. Entonces, ese tendría que ser el reto para el próximo año. Y yo creo que sí lo vamos a lograr porque, con la incorporación de COMPAS [Cooperation Manufacturing Plant Aguascalientes], como la tercera planta en México, yo creo que sí vamos a poder alcanzar una cifra arriba de lo que hicimos el año pasado. Por cierto, ustedes ya vieron el precioso producto que se va a producir ahí: el Infiniti QX50.

Nissan es una de las marcas automotrices que mayor inversión ha hecho en México. ¿Podemos esperar más novedades en este sentido en los siguientes años?

Acabamos de iniciar operaciones en nuestra planta de COMPAS, con una inversión de mil millones de dólares, sin mencionar todos los ajustes que tuvimos en nuestra planta A1 [también en Aguascalientes], para la incorporación de Kicks. Hemos invertido más de 10 mil millones de dólares en México en los últimos 10 años. Es muy relevante hablar de la inversión que ha hecho Nissan en nuestro país. Por sus condiciones geográficas, la cadena proveduría, y el expertise en ingeniería, creo que México siempre será un lugar importante para invertir. Fuera de eso, por el momento, no hay ninguna inversión adicional que podamos comentar.