Comienza Muestra Estatal de Teatro Veracruz 2017

En la versión libre de la obra de Eugène Ionesco, realizada por las compañías Vulcanizadora Producciones y Cabaret Xalapa, dos ancianos le han reservado al Orador la magnífica silla ubicada en el centro del escenario

Foto: Ana Martina Ortiz León
8 agosto 2017 | 17:09 hrs | Ana Martina Ortiz León

Xalapa, Ver.- El Orador contrahecho se despide con adioses a mamá, a papá y a todos. Son sus únicos diálogos pero rubrican el intenso y dramático desarrollo de más de 90 minutos de La Silla, la segunda obra que se presentó en la jornada inaugural de las puestas en escena de la Muestra Estatal de Teatro Veracruz 2017.

Foto: Ana Martina Ortiz León

En la versión libre de la obra de Eugène Ionesco, realizada por las compañías Vulcanizadora Producciones y Cabaret Xalapa, dos ancianos le han reservado al Orador la magnífica silla ubicada en el centro del escenario.

Foto: Ana Martina Ortiz León

Durante la espera varios personajes imaginarios tocan el timbre. Plastito y Semiramis les dan la bienvenida y los van colocando en asientos no tan imaginarios: botes de pintura o de basura, cubetas y sillitas de madera.

Foto: Ana Martina Ortiz León

“Entre lo cómico y lo trágico de sus existencias”, señala la sinopsis, la pareja revela varias verdades: no tener mayor ambición en la vida, el deseo carnal, el dolor de la pérdida, el esfuerzo del hombre por comunicarse con el otro, la crítica a la posmodernidad, el uso de las redes sociales, la devastación que dejan las guerras, en suma, el mundo postapocalíptico.

Foto: Ana Martina Ortiz León

Las narices rojas; los visores en sus rostros; el vestuario holgado en la parte superior pero ceñido por las mallas coloridas de la mujer y una entrepierna ajustada del hombre que acentúa la cojera de su “pata rota” delatan la técnica que los actores de esta versión denominan Clownesco-steampunk.

Foto: Ana Martina Ortiz León

El primer vocablo es una fusión de clown con Ionesco (el autor del guion original); el segundo alude al subgénero que recurre a realidades supuestas en las que la civilización ha tomado un camino científico diferente al actual, reemplazando la electrónica, los modernos combustibles y otros avances científicos por la tecnología del vapor (steam en inglés) y la combustión del carbón.

Foto: Ana Martina Ortiz León

En esta función actuaron Betania Benítez como Semiramis, Jonathan Barrales es Plastito y Alejandro Cano encarna al Orador. La dirección es colectiva y la asistencia de dirección y técnico en sonido corre a cargo de Genoveva Alanís.