Comerciantes de Córdoba se quejan de actos arbitrarios

Se manifiestan contra Administrador de Mercados

Imagen ilustrativa
29 febrero 2016 | 20:29 hrs | Francisco Domínguez

Córdoba, Ver.- Vendedores del Mercado La Isla se inconformaron contra el administrador municipal de Mercados, José Luis Fernández Lara, ya que a partir de esta semana se iniciará el retiro de locales a comerciantes, bajo el pretexto de que el Ayuntamiento cordobés comenzará con su remodelación.

Y es que a pesar de que al Mercado La Isla se le conoce como elefante blanco por no contar con clientela, los vendedores aseguraron que es su única fuente de ingresos, por lo que calificaron esta medida como arbitraria, motivo por el cual acudieron este lunes a la oficina de Atención Ciudadana para que les dieran una explicación.

Sin embargo la titular de la misma, María de los Ángeles Sahagún Morales, mencionó que esta disposición corrió a cargo de José Javier Medina Rahme, director de Obras Públicas, para llevar a cabo el proyecto de remodelación del Zoco, motivo por el cual Fernández Lara iniciará con el cierre de locales esta semana.

Una de las afectadas de nombre Socorro Ramírez, refirió que debido a problemas de salud tuvo la necesidad de cerrar su local por espacio de diez días, los cuales aprovechó el Administrador de Mercados para clausurarlo, sin embargo, han pasado dos semanas y Fernández Lara no le ha dado una respuesta a su problema.

En tanto, Rocío Zavaleta dirigente de Antorcha Campesina en Córdoba, pidió al funcionario municipal atender la demanda de la afectada, ya que además de ser su única fuente de ingresos, su economía se está viendo afectada por este cierre inesperado.

Asimismo, la ex regidora informó que por lo menos cien comerciantes en los cuatro mercados con los que cuenta Córdoba, están en la misma situación, por lo que exigió un mejor control en la apertura y cierre de locales y sean supervisados si están activos o no, por lo cual la dirigente antorchista mencionó que de seguir el Ayuntamiento con estas acciones, protestarán contra las autoridades municipales de forma más enérgica.