Comer emocional; cómo dejar de hacerlo

22 febrero 2015 | 17:55 hrs | Dinero en Imagen

CIUDAD DE MÉXICO.- Sucede que en muchas ocasiones cuando te encuentras estresado en el trabajo o tuviste una discusión con tu pareja o un amigo, empiezas a comer y no puedes parar, esto es conocido por los especialistas como comer emocional.

La comida puede ser un poderoso distractor de los sentimientos incómodos, dice la psicóloga clínica, Sari Shepphird, en el sitio fitnessmagazine.com

Las personas que están a dieta se encuentran en un riesgo particularmente más alto de comer por ansiedad, esto sucede porque entre más te privas a ti mismo, más probabilidad hay de comer en exceso.

Justo los alimentos que tienes en tu lista de ‘no comer’, son los que más intentarás comer, tu mente busca rebelarse a esa situación de privación. Los alimentos que generalmente están en la lista de ‘prohibidos’ son los carbohidratos que brindan ‘satisfacción’ rápida, este tipo de alimentos aumentan el neurotransmisor de la dopamina, la hormona también llamada del placer.

Algunas situaciones comunes en las que acudimos a la comida y consejos para hacer frente a estas situaciones.

Comes de más cuando tienes demasiado trabajo.
Generalmente el exceso de trabajo causa estrés y para intentar frenar esta emoción muchos recurren a los alimentos ya que ‘comer pospone lo que causa estrés’. Comer mientras trabajas duro es una fuente rápida y conveniente de sentir placer inmediato.

Consejo para parar: Piensa, la alimentación no te va a ayuda a la situación que estas teniendo, a pesar de comer y comer todavía tienes todo ese trabajo por hacer. En lugar de eso, para y toma cinco respiraciones de limpieza profunda. El aumento de la atención plena suena demasiado simple para ser verdad, pero puede ser una poderosa manera de ayudar a concentrarte en el momento y girar lejos del comer emocional. Tras estas respiraciones profundas estarás listo para hacer frente a tu trabajo sin pensar en posponer las cosas.

Comes compulsivamente cuando tienes problemas con tu pareja.
Tu novio acaba de romper contigo y tú estás convencida que es mucho más fácil comer que abordar el problema. Si estas en esta situación y tomas una bolsa de papas fritas, te centras en las papas en vez de hacerlo en tus sentimientos. Es probable que estés usando las papas para distraerte de tener que enfrentar el problema.

Consejo para parar de comer: Es necesario hacer frente a tus emociones, aunque sean muy dolorosas o atemorizantes, por lo tanto, toma el asunto en tus manos. Aléjate de la comida chatarra y llama a un amigo para abordar el tema de manera proactiva.

Dejas de comer cuando estás estresado.
Hay personas a las que les pasa lo contrario, pierden el apetito cuando están estresadas, otras piensan en dejar de comer como una distracción. Cuando te centras en no comer, todavía estás pensando en la comida. Es decir la comida sigue siendo un tema que te quita energía para pensar en cómo enfrentar tus problemas de ruptura amorosa, presentar un buen trabajo o pasar un examen importante.

Consejo para cambiar: Deja de centrar tu mente en la comida. Si no tienes hambre, pude ser una reacción de tu cuerpo ante el estrés. Pero si estás tratando activamente de evitar los alimentos, el problema es psicológico. En lugar de ver los alimentos como buenos y malos, velos solo como son, permítete comer un poco de lo que quieras cuando quieras. Los alimentos no son tus enemigos.